20 de agosto de 2014 23:44

El paquetazo se descentraliza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 29
Triste 0
Indiferente 8
Sorprendido 5
Contento 0

Carlos Rojas A. 
Editor Político (O)


Uno de los principales indicadores para medir la estabilidad económica (y política) de la última década es la tarifa de los pasajes del transporte urbano. Si entre 1993 y el 2000, esta se revisaba cada año; desde el 2003, la tarifa fija quedó en USD 0,25.


Cada año, ese aumento iba acompañado de una serie de medidas económicas que traían protestas y descontento popular. Lo que en buen romance se llamaba ‘paquetazo’. De la fuerza del ajuste dependía a la aceptación del Presidente de turno en las encuestas y la estabilidad política de su gobierno.
La excusa de los mandatarios, que muchas veces terminaban arrinconados por las bullas callejeras, era que el país vivía en una permanente crisis económica heredada de su despiadado antecesor.
Ese círculo vicioso -alza de pasajes, protesta popular, e inestabilidad política-, se terminó en el gobierno de Lucio Gutiérrez (2003) cuando la dolarización daba sus frutos. 
Hasta ahora, Rafael Correa se las ha ingeniado para mantener la misma tarifa, ampliando el subsidio directo del Estado (nuestros impuestos) al sector. De esta manera, el Presidente evitó que los poderosos transportistas, capaces de bloquear al país con una huelga indefinida, se pusieran de su lado... hasta ahora.
La visita de este sector al Alcalde de Quito, para que sea él quien suba los pasajes en un 68%, puede leerse de diferentes formas. Una, que 11 años después es comprensible un aumento, aunque con razón la gente exija que la calidad del servicio también mejore en similar porcentaje.
La segunda lectura es más delicada porque pone a los alcaldes ante un posible desgaste político por una medida de estas dimensiones. La ley del Cootad, que regula el traspaso de competencias, deja en mano de los gobiernos seccionales semejante decisión. Es una legislación polémica, pues los alcaldes no son los responsables por la forma en la que los gobiernos tejieron su red clientelar con los choferes, pero les a tocará a los cabildos pagar la factura...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)