2 de febrero de 2016 16:37

Operativos de tráfico y horarios de carga y descarga se aplican en el Mercado Mayorista

Washington Suárez, gerente General del Mercado Mayorista. Foto: Betty Beltrán/El Comercio

Washington Suárez, gerente General del Mercado Mayorista. Foto: Betty Beltrán/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Betty Beltrán

El Mercado Mayorista de Quito, ubicado en la avenida Teniente Hugo Ortiz y Ayapamba, en el sur de la capital, abastece el 65% de productos al resto de mercados de Quito. Es un área de 14 hectáreas y 2 000 comerciantes, de ahí que no escapa a una problemática recurrente: la movilidad interna y externa.

Washington Suárez, gerente general del Mayorista, dijo a este Diario, hoy martes, 2 de febrero, que ese problema es permanente. Y ofrece cifras: actualmente en el sitio hay un promedio de 11 000 vehículos diarios que ingresan al Mayorista y 20 000 personas que hacen diariamente sus compras.

Los días de ferias son los martes, viernes y sábado. Mientras que los jueves, viernes y domingo se registran las sub-ferias. Pero de todos esos días, el martes es el que muestra el comercio en su máxima expresión, de ahí que hay una circulación promedio de 16 000 vehículos diarios en esta central de abastos.

Ese flujo vehicular se trata de ordenar desde el 1 de enero. ¿Cómo? Según el funcionario a través de operativos de tráfico e implementación de horarios de carga y descarga en el Mercado Mayorista.

Por el momento está activa la fase 1, que implica que los supervisores y guardias del Mayorista conjuntamente con los uniformados de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) organicen un operativo de tráfico. El objetivo inicial es que se empiece a ocupar las plazas de parqueo de todo el Mayorista.

Es que las 800 plazas del parqueadero ubicadas en todas las 14 hectáreas “no eran usadas en su real capacidad”, confirma Suárez. Agrega que “la cultura del quiteño en esta central de abastos es que quería comprar los productos casi casi desde su vehículo”.

Otro tema que se está trabajando es el de los horarios de carga y descarga, hay acuerdos con los comerciantes. Cambiar la costumbre es un tema progresivo, de ahí que se han dado 60 días para que esos horarios funcionen; es decir, a finales de febrero -dentro de la fase 1- se tendrá implementado el tema de la coordinación en los operativos de tráfico y la implementación de los horarios de carga y descarga totalmente organizados y estructurados.

La segunda fase será la implementación del sistema de gestión de parqueaderos, que implicará señalización horizontal, vertical y concienciación a todos los usuarios internos y externos de cómo deben gestionar su vehículo el momento que ingrese al Mercado Mayorista. Todo ese trabajo traerá orden, se espera.

La idea es que la fase 2 esté implementada en toda su totalidad alrededor de septiembre. No es, recuerda Suárez, un tema que se resuelve de la noche a la mañana. Cambiar las costumbres de la gente es un tema que sistemáticamente se está trabajando con medidas de orden.

Con todo ello, asegura Suárez, la compra en el Mayorista se volverá más interesante porque “tendrá seguridad, limpieza, movilidad, precio, variedad y yapa”.

Este centro de abastos fue inaugurado el 22 de septiembre de 1981.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)