18 de January de 2010 00:00

Los operativos de seguridad se extienden también al río Guayas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Las estrategias en contra de la inseguridad se extendieron hasta el río Guayas. La Marina y la Policía impusieron   presencia en sus aguas.

La iniciativa surgió poco después de que un grupo de delincuentes  utilizó el río como ruta de escape, luego de robar  tres fundas con dinero a dos guardias de la compañía Segusur. Ellos  retiraron  dinero  del Banco de Guayaquil. El delito ocurrió a las 18:20 del  4 de enero pasado, en el centro comercial Malecón 2000.



Más controles
La Marina pidió  más recursos al Gobierno para ampliar su cobertura marítima de seguridad a quienes realizan actividades navieras, turísticas, deportivas... Los  guardacostas  pusieron en marcha   un sistema para controlar el robo de motores fuera de borda, que evita que sean  vendidos después de robarlos.


La Armada  también controla la extracción ilegal de arena en el río Guayas y sus afluentes.


Un día después de ese atraco, Juan Ruales, jefe del Comando Guayas, anunció que el Grupo de Intervención y Rescate (GIR) haría recorridos en lanchas por el río, para evitar que otros delincuentes operen con  el mismo sistema. “Eso nos permitirá parar la mano a los delincuentes que  hacían de las suyas en la parte fluvial...”, dijo Ruales.

Estas operaciones   son coordinadas con la Armada, porque esta institución naval tiene la jurisdicción del control fluvial en el país.

Sin embargo, la presencia policial en este río ha sido esporádica, supuestamente por problemas de logística, según comentó a este Diario un agente de esa unidad.

Pero  la Marina no tiene este tipo de problemas. El jueves pasado se inauguró un Puesto de Auxilio Fluvial (PAF), situado frente a la terminal terrestre de Guayaquil. Cuenta con cuatro lanchas rápidas tipo Boston Whaler y 60 miembros de la Infantería, quienes se encargarán del patrullaje de 14 millas náuticas del río.

El Puesto estará interconectado al 149, que es el número para denunciar emergencias marítimas al Comando de Guardacostas. También contará con un helicóptero de la Aviación Naval para incursiones aéreas. “Esta es la respuesta de nuestra institución a la delincuencia en el sector de los espacios acuáticos... El objetivo es el control del Guayas.”, manifestó Jaime Ayala, comandante de la Dirección Nacional de Espacios Acuáticos (Dirnea), durante la inauguración del retén.

Fabián Jarrín, jefe de  Infantería de Marina, expresó que se harán diferentes tipos de  operativos, diurnos y nocturnos. El punto de partida será el Puente
Alterno Norte, situado en el km 10 de la vía a La Aurora, hasta Punta de Piedra, en la salida al Golfo de Guayaquil. “Saldrán de un punto y recorrerán aguas arriba y luego aguas abajo buscando actividades ilícitas...”, explicó Jarrín.

Roberto Jara, a cargo de la Capitanía del Puerto, reconoció que los sectores más conflictivos del afluente son Posorja, Puná Nuevo, Punta de Piedra y actualmente el Malecón 2000. Allí se cometen principalmente robos de camarón,  también de motores fuera de borda y de mercadería a los buques  que ingresan al Puerto. “En 2009 tuvimos tres intentos de asaltos a los buques, en uno de ellos se capturó a la lancha y a los asaltantes, pero un juez los liberó con  un hábeas corpus”, dijo.

Carlos Vallejo, del Comando Guardacostas, informó que instalarán   tres PAF entre la isla Puná  y el Comando de Guardacostas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)