5 de febrero de 2018 15:22

Operativos de control a las ventas informales se intensifican en el Centro Histórico de Quito

La mañana de este 5 de febrero del 2018, 150 efectivos se movilizaron en el Centro Histórico de Quito para controlar las ventas informales. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

La mañana de este 5 de febrero del 2018, 150 efectivos se movilizaron en el Centro Histórico de Quito para controlar las ventas informales. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Diego Bravo
(I)

Los operativos de control al comercio informal, en el Centro Histórico de Quito, comenzaron hoy, 5 de febrero del 2018.

Marcelo Cargua, director de Operaciones del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (exPolicía Metropolitana), manifestó que estos son parte del Plan de Intervención y Recuperación del Espacio Público.

El proyecto tiene tres fases. En la primera se les comunica a los vendedores informales que no pueden comercializar sus productos en el casco colonial. La segunda abarca los controles de los permisos a quienes trabajan de forma permanente y legal en la zona.

Finalmente vienen las medidas cautelares. "Hoy iniciamos la tercera fase. Con personal recorremos las calles advirtiendo al comerciante. Si no tiene permisos, procederemos a emitirle las medidas cautelares y le retiraremos los productos".

Lo decomisado se entrega a la Agencia Metropolitana de Control y esta entidad emite una sanción, la cual varía dependiendo del grado de la infracción. Puede ir desde trabajo comunitario hasta multas económicas (del 10% al 50% del salario mínimo).

Cargua manifestó que se hace un solo operativo en el transcurso del día, desde las 10:00 hasta las 20:00. "Las intervenciones pueden realizarse hasta 20 veces, pero todas corresponden a un solo operativo".

La mañana de hoy, 150 efectivos se movilizaron en el Centro Histórico para controlar las ventas informales. Recorrían las calles y pedían a los comerciantes que se retiren si no tenían los documentos para hacerlo.

Un hombre que no quiso revelar su identidad vendía blusas a USD 4. Le pidieron que abandone la zona de la Plaza de la Independencia. Él les pidió a los uniformados que le ayuden a gestionar los permisos para poder trabajar allí.

Marco Almache vendía dulces en el centro. "Es bueno que haya controles. Algunos no tienen permisos y eso nos perjudica a todos". "Está bien, pero no les quiten las cosas a las compañeras de venta ambulante. Todos tenemos hambre", dijo Rosario Soria, comerciante de velas y estampas religiosas.

Hasta las 11:00 de este lunes no había un reporte de la cantidad de gente que fue desalojada por expender sus productos en la vía pública. Los controles también son dirigidos a los extranjeros que ocupan las calles. El objetivo es que se cumpla, de forma general, la ordenanza número 280 que prohíbe las ventas ambulantes.

De otro lado, Cargua informó que el Plan de Recuperación del Centro Histórico abarca otros ámbitos. Uno es el control de grafitis para el cuidado de las fachadas. 20 agentes motorizados patrullarán la zona para evitar daños en muros y paredes.

También habrá controles para evitar la acumulación de basura. El objetivo es que la gente no saque a destiempo los desperdicios. Tampoco que se la arroje en puntos no autorizados.

Otro son los controles a los locales para que comercialicen los productos de sus competencias. Por ejemplo, si una tienda vende licores se le retira la Licencia Metropolitana Única para el Ejercicio de Actividades Económicas (LUAE). También se intensificarán los patrullajes en la calle La Ronda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)