8 de October de 2014 21:10

Opciones para degustar las tres comidas diarias en la ciudad 

El Ventanal, ubicado en San Juan, a siete cuadras de la Basílica Nacional. Foto: EL COMERCIO

El Ventanal, ubicado en San Juan, a siete cuadras de la Basílica Nacional. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 12
Contento 0
Mariela Rosero Ch. Redactora

Una de las recomendaciones para este feriado de tres días, en los que se festeja a Guayaquil, es almorzar o cenar fuera de casa. ¿Dónde? Hay opciones en toda la ciudad.

Los datos de la Licencia Única de Actividades Económicas de este año muestran que hay miles de posibilidades para los ciudadanos que viven en la capital. Los locales con venta restringida de bebidas alcohólicas suman más de 3 000.
Y de acuerdo con el registro municipal, en el norte de la ciudad se concentra la mayor cantidad de establecimientos de este tipo. Son 751 en esta zona.

En en sur también hay una gran cantidad de locales de este tipo; son 343; en La Mariscal, zona de diversión y de gastronomía, 168. En Tumbaco existen 141 y y en el Centro, 294.

Un canelazo con sabor a naranjilla y maracuyá para abrigar al comensal que llega a cenar al restaurante El Ventanal. Eso se ofrece como parte de la bienvenida a este lugar ubicado en uno de los balcones quiteños: San Juan. Está en las calles Carchi y Nicaragua, a siete cuadras desde la Basílica del Voto Nacional.

Pero, por ejemplo, ¿qué tiene El Ventanal? Una carta que fusiona platos internacionales y locales, preparados por el chef Edwin Yambay. Entre los postres que no hay que dejar de probar están la sopa chocolate y sinfonía quiteña, dijo el chef.

Sin embargo, lo que atrae a los extranjeros que llegan con guías turísticos y a enamorados es la espectacular vista.
Este restaurante es uno entre 291 calificados como de primera categoría. Los de lujo llegan a 12, según los datos proporcionados por Quito Turismo.

Las opciones son variadas para comer y tomar un coctel. Pero hay que arriesgarse. Por ejemplo, sacar tiempo de la agenda para disfrutar de un restaurante móvil.

Se llama La Casa 1028. En un bus se recorre la ciudad, se escuchan leyendas y, claro, se puede comer cebichochos, locro quiteño, cerdo en syrope de penco y un delicioso arroz con leche. También le ayudan a poner romanticismo a la noche con una serenata, presentaciones de dúos, saxofonista.

En tres días habrá tiempo para momentos familiares. Hay que planificar desayunos, almuerzos o cenas. Y en algunos casos hacer reservaciones.

Si el presupuesto no es tan grande están registrados 1 895 restaurantes de comida rápida, heladerías y fuentes de soda a lo largo de la urbe. Estos atienden en horario extendido e incluso ayudan con servicio a domicilio, lo que permite aprovechar el tiempo.

En páginas web se puede revisar las opciones gastronómicas disponibles. Luego hay que confirmar si es un buen ambiente para niños, costo promedio de platos, aunque buena parte tiene menús digitales con costos incluidos, que permiten formarse una idea de qué tan familiares son, etc.
¿Dónde buscar? Por ejemplo en Tavola  o en Minube y Hoteles Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)