21 de octubre de 2016 10:21

Comisión de investigación ONU indagará sobre los crímenes cometidos en Alepo

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Husein, interviene mediante un mensaje de video en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra (Suiza) sobre la situación en l

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Husein, interviene mediante un mensaje de video en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra (Suiza) sobre la situación en la localidad siria de Alepo hoy, 21 de octubre de 2016. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La comisión de investigación de la ONU sobre los crímenes cometidos en Siria dedicará una indagación específica a las atrocidades en la ciudad de Alepo, tras la aprobación hoy (21 de octubre) de una resolución en tal sentido en el Consejo de Derechos Humanos de la organización.

Por 24 votos a favor, 7 en contra y 16 abstenciones, el Consejo aprobó una resolución presentada por Reino Unido y promocionada especialmente por Alemania, Arabia Saudí, Catar, Estados Unidos, Francia, Italia, Jordania, Kuwait, Marruecos y Turquía, que solicitaba la investigación.

Votaron en contra Argelia, Bolivia, Burundi, China, Cuba, Rusia y Venezuela.

"La situación en Alepo está llegando a niveles sin parangón, el régimen de (el presidente sirio, Bachar Al) Asad y Rusia están demoliendo la ciudad desde el aire sin piedad", afirmó el embajador británico, Julian Braithwaite, al presentar la resolución.

El texto fue aprobado tras una larga sesión especial, consagrada exclusivamente a la situación en Alepo, y que fue solicitada por los mismos países que patrocinaron la resolución.

El texto solicita a la comisión "que lleve a cabo una investigación especial, extensa, e independiente sobre los sucesos de Alepo".
Específicamente, la resolución pide a los miembros de la comisión que "si es posible, se identifique a todos aquellos sobre lo cuales se tiene fundamentos para creer que son responsables de supuestas violaciones y abusos de la ley humanitaria internacional".

Asimismo, la resolución pretende que la investigación permita que los responsables de supuestos abusos y violaciones "asuman sus responsabilidades".

El régimen sirio y la Fuerza Aérea rusa comenzaron el pasado 22 de septiembre una ofensiva militar contra la parte oriental de Alepo, controlada por la oposición y en la que también hay un millar de militantes del Frente de la Conquista del Levante, antiguo Frente Al Nusra, en su momento vinculado a Al Qaeda.

Se calcula que durante la ofensiva medio millar de personas han perdido la vida, entre ellas un centenar de menores de edad, más de mil civiles han resultado heridos y se ha llevado al límite la situación de una población sitiada y que no ha recibido asistencia humanitaria desde julio.

Precisamente, el texto expresa su "indignación por el alarmante número de víctimas civiles causado por la campaña indiscriminada de bombardeos aéreos".

La resolución, además, condena los ataques a escuelas, hospitales y la extracción de material médico de los convoyes humanitarios así como la deliberada interrupción del suministro de agua, así como "el indiscriminado uso de armas, incluyendo artillería, bombas de racimo, barriles explosivos y bombardeos".

Solicita, además a "las autoridades sirias y a quienes las apoyan" que permitan la entrada de asistencia humanitaria a todas las localidades de Siria y que permitan que esta ayuda se distribuya al número de personas estimadas por la ONU, no por el Gobierno de Damasco.

En este sentido, el embajador sirio, Hussam Edim Aala, dijo que quienes impedían la distribución de ayuda humanitaria eran los terroristas de Al Nusra.

Rusia presentó cinco enmiendas al texto pero todas fueron rechazadas.

"Se acusa a Rusia de violaciones a los derechos humanos, cuando es la que realmente está luchando contra los terroristas", dijo el representante ruso al presentar las enmiendas.
"Estamos acostumbrados a los dobles raseros pero hacía tiempo que no se llegaba a tal nivel de mentiras y cinismo, que se refleja en esta resolución", agregó.

Rusia contó con el apoyo de Venezuela, que apoyó las enmiendas de Moscú, votó en contra del texto al tacharlo de "desequilibrado" y denunció las injerencias en los asuntos internos de Siria.

Por su parte, Ecuador también apoyó las enmiendas de Rusia, pero se abstuvo con respecto a la resolución porque no está de acuerdo en que se traten casos específicos de países en el marco del Consejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)