8 de noviembre de 2017 23:42

ONU e Iglesia piden ampliar alto al fuego con ELN en Colombia

En una entrevista con la AFP, el jefe negociador del grupo rebelde, Pablo Beltrán, dijo que los rebeldes están empeñados en solucionar los problemas registrados durante este primer mes del cese, dejando en vilo una eventual prórroga. Foto: AFP

En una entrevista con la AFP, el jefe negociador del grupo rebelde, Pablo Beltrán, dijo que los rebeldes están empeñados en solucionar los problemas registrados durante este primer mes del cese, dejando en vilo una eventual prórroga. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La ONU y la Iglesia católica, que participan en la verificación del primer alto al fuego del ELN y el Gobierno en Colombia, instaron este miércoles 8 de noviembre del 2017 a las partes a extender la tregua pactada hasta el 9 de enero.

Aun cuando reconocen violaciones al acuerdo vigente desde el 1 de octubre, el clero y Naciones Unidas pidieron en un comunicado “reforzar la iniciativa de cumplido el plazo, (y) establecer un nuevo cese”.

Al mismo tiempo exhortaron a Gobierno y guerrilla, comprometidos desde febrero en conversaciones de paz en Quito, a “mantener su compromiso y voluntad para (...) contribuir al propósito fundamental de mejorar la situación humanitaria de la población”.

El grupo de verificación, que completan los bandos enfrentados, dijeron que pese a que se ha cumplido ese objetivo en algunas regiones, todavía “se mantienen serios desafíos a la seguridad de las comunidades que viven en zonas de conflicto”.

En ese sentido, recordaron la muerte de seis campesinos cocaleros durante una protesta y el crimen de un líder indígena, ambos hechos ocurridos en el marco del cese al fuego.

La fuerza pública es sospechosa de haber disparado contra los manifestantes a inicios de octubre, mientras el Ejército de Liberación Nacional (ELN) reconoció su responsabilidad y pidió perdón por la muerte del dirigente el 24 del mismo mes.

“Para la Misión de la ONU y la Conferencia Episcopal además es alarmante la tensa situación” en zonas como Catatumbo (noroeste), Cauca y Buenaventura (suroeste), señalaron.

El martes el ELN, última guerrilla activa reconocida por el gobierno, advirtió que la tregua está en “grave riesgo” a causa de operaciones militares “ofensivas”, y reprochó al Gobierno por los crecientes ataques a líderes sociales, que desde 2016 dejan 200 muertos, según la Defensoría del Pueblo.

En una entrevista con la AFP, el jefe negociador del grupo rebelde, Pablo Beltrán, dijo que los rebeldes están empeñados en solucionar los problemas registrados durante este primer mes del cese, dejando en vilo una eventual prórroga.

“Si somos capaces de eso, ya nos damos por bien servidos, y enseguida vemos qué pasa después del 9 de enero”, afirmó.

El presidente Juan Manuel Santos intenta alcanzar un acuerdo con el ELN similar al que permitió el desarme y transformación en partido político de la guerrilla comunista de las FARC.

Más de medio siglo de conflicto armado deja unas 7,5 millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)