31 de agosto de 2015 10:37

La ONU advierte de que no hay dinero para organizar una cumbre del clima de París

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

A menos de 100 días de la gran conferencia sobre el clima en París, la ONU advirtió el lunes 31 de agosto del 2015 de que no hay suficiente dinero para financiar esta reunión mundial, de la que se espera un ambicioso acuerdo contra el cambio climático.

"Lamento informarles de que tenemos un déficit de 1,2 millones de euros [1,3 millones de dólares] sólo para cubrir las sesiones previstas en el calendario", dijo en Bonn Christiana Figueres, la responsable de la ONU para el cambio climático, que abrió en la ciudad alemana una nueva ronda negociaciones antes de la gran conferencia internacional sobre cambio climático (COP21) que se celebrará en diciembre en París.

Las negociaciones en Bonn se llevarán a cabo en dos sesiones, la que empieza este lunes y durará hasta el sábado y otra prevista entre el 19 y el 23 de octubre. No hay suficiente "dinero ni para la sesión de octubre, ya programada, ni para la COP, dijo Figueres, pidiendo a "los países que puedan que aporten una contribución" para sufragar el total de 900 000 euros necesarios.

"Además seguimos teniendo un déficit de 300 000 euros para las reuniones de octubre", añadió. La COP21, que reunirá 195 países entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre en Le Bourget, cerca de París, tiene el objetivo de alcanzar un acuerdo para limitar a un máximo de 2 grados el calentamiento del planeta en relación a la temperatura de la era preindustrial. El mismo día de la inauguración Francia celebrará una cumbre de jefes de Estado y de gobierno para dar un impulso a las negociaciones.

Un texto más claro

Antes de la gran conferencia de París, los negociadores de la ONU estudiarán en Bonn un nuevo texto que tendría que ser más claro que el anterior, elaborado en las últimas semanas por los copresidentes de las negociaciones. Por el momento ya se sabe que el nivel de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) anunciado por unos 60 estados en todo el mundo -responsables de cerca del 70% del total de emisiones de GEI- no permitirán limitar a 2 grados el calentamiento global.

Las negociaciones de Bonn se abren bajo presión para alcanzar un acuerdo sobre un texto más conciso y que toque directamente a los temas clave. El texto que se está negociando incluye tres categorías: las cuestiones que podrían incluirse en el acuerdo definitivo de París, las que podrían convertirse en decisiones específicas de la COP21 y el resto de cuestiones, más delicadas.

"Las tres categorías tienen la misma importancia", afirmó este lunes el copresidente estadounidense de las negociaciones, Daniel Reifsnyder. Los delegados tiene toda esta semana para trabajar sobre el texto y reducir el número de opciones que propone, sobre todo en temas tan espinosos como la repartición de los esfuerzos contra el cambio climático entre los países pobres, emergentes y ricos, estos últimos principales emisores de los gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

"Tenemos que acelerar el ritmo de trabajo si queremos cumplir con éxito nuestra misión [...] antes de que acabe el año", dijo la representante de Sudáfrica, Nozipho Mxakato-Diseko. En julio, una reunión ministerial informal de unos cincuenta países puso de relieve que existen puntos de acuerdo, como la necesidad que el acuerdo final sea permanente y que tenga un mecanismo regular de reevaluación para reducir los GEI.

"Esperamos que las partes hagan progresos esta semana para reducir las opciones y que encarguen luego a los copresidentes que elaboren un texto mucho más conciso para la próxima reunión en octubre", dijo en un comunicado Elliot Diringer, del centro de reflexión estadounidense Center for Climate and Energy Solutions (C2ES).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)