9 de septiembre de 2017 00:00

ONGs apoyan a ‘soñadores’ ecuatorianos 

El 5 de septiembre, jóvenes inmigrantes defendieron el DACA, en Connecticut. Foto: Cortesía CT Students  For a dream

El 5 de septiembre de 2017, jóvenes inmigrantes defendieron el DACA, en Connecticut. Foto: Cortesía CT Students For a dream

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción Política

Un día antes de que se conociera el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de revocar el plan conocido como DACA, un grupo de migrantes ecuatorianos se reunió en Newark, Nueva Jersey.

La información previa que tenían sobre la medida despertó su preocupación y decidieron organizarse alrededor de la Coalición Latina en Defensa de los Dreamers. La integran ciudadanos y líderes de otros colectivos.

La ecuatoriana Magdalena Pulla, coordinadora general, explicó que el objetivo es ayudar a los jóvenes soñadores, como se conoce a los beneficiarios del Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés). Desde entonces, las reuniones han sido constantes en parques, iglesias, restaurantes y otros sitios de concurrencia masiva de personas. Ahí se brinda asesoría legal, talleres y charlas motivacionales.

“Tenemos escasas dos semanas para llenar los documentos para los soñadores que tienen que renovar su DACA, entre el 5 de septiembre y el 5 de marzo del siguiente año”. Los documentos, explica Pulla, pueden enviarse hasta el 5 de octubre de este año.

Es importante -agrega- que los migrantes no tengan miedo de acercarse a las organizaciones de ayuda, para que puedan recibir el respaldo. “Con la decisión de Trump muchos piensan que ya todo está dicho y no es así. Aún hay quienes pueden renovarlo”.

El compatriota Jimmy Lucero también ha apoyado a los soñadores de Danbury, en el estado de Connecticut, a través de la organización CT Students for a Dream. Esta, a su vez, es parte de United We Dream, que opera en todos los Estados Unidos para defender a los jóvenes soñadores.

Cuenta que han apoyado las movilizaciones y plantones que se organizan desde diferentes espacios. Y que se han sumado no solo los jóvenes sino también adultos y familias, pues se trata de un tema de derechos humanos.

“Son jóvenes que vinieron a este país cuando eran muy pequeños. La única nación que ellos conocen es Estados Unidos. Casi no recuerdan los países de origen. Lo que se pretende hacer ahora es dejarlos en el limbo legal para que sean deportados”, dice Lucero.

Trump dio seis meses de plazo al Congreso de EE.UU. para que resuelva la situación de los soñadores. El DACA expirará el 5 de marzo del 2018 y con la decisión de Trump los permisos de trabajo y estancia quedarán sin efecto, si no se da una alternativa legal. El tema migratorio ha sido uno de los que ha tenido menos consenso.

El expresidente Barack Obama había puesto en marcha el DACA mediante orden ejecutiva, precisamente por los fallidos intentos de lograr una solución para los jóvenes.

En total son más de 800 000 personas las que se han beneficiado del DACA, desde el 2012, según el Departamento de Seguridad Nacional, Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos. De ese total, cerca de 6 700 son jóvenes ecuatorianos.

En los siguientes días, activistas y soñadores tienen previsto convocar a una protesta masiva en Nueva York contra la suspensión del programa. Y se organizan acciones similares en otras ciudades. Los grupos de ecuatorianos tienen previsto participar en esas concentraciones.

La ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, señaló esta semana que no se comparte la política emprendida por EE.UU. y que en cuanto a migración no se ha podido llegar a un acuerdo con ese Régimen. “Nosotros somos un país que reivindica el derecho a la ciudadanía universal y a la libre movilidad”.

Según la Canciller, está en marcha un plan de contingencia que consiste en una red de apoyo legal a los conciudadanos. Aplica tanto a quienes no tienen documentos como a los que han sido detenidos o se encuentran en proceso de deportación.

“Hacemos un acompañamiento a las personas afectadas, sus familias y acompañamos su proceso para garantizar que sus derechos humanos sean respetados hasta que topen suelo ecuatoriano, en donde el país los acoge y les da todas las garantías y la protección”, aseguró Espinosa.

Se suman a otros servicios que dan las representaciones diplomáticas en el mundo. Incluso se han elaborado cartillas y contenidos donde se detalla el acompañamiento y están disponibles en cada portal web de los consulados y las embajadas de Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)