19 de septiembre de 2014 15:33

Ollas que se controlan con el celular forman parte de la 'cocina inteligente'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Alexis Ibarra.
El Mercurio de Chile, GDA
Logo GDA

Los avances incluyen dispositivos que calculan las calorías de la comida que se está calentando y pesas digitales que sugieren recetas según la cantidad de ingredientes de los que se dispone.

Uno de ellos es la olla de cocción inteligente Crock-Pot (US$ 130, en Amazon), que puede ser controlada con un iPhone, incluso desde fuera de la casa.

La olla -con una capacidad de 6 litros- se conecta al wifi hogareño y el usuario puede controlarla, por ejemplo, desde la oficina. Así, se puede llegar a la casa y encontrar el arroz recién hecho o la cazuela caliente.

La olla -fabricada en conjunto por Belkin y Crock-Pot- utiliza la tecnología WeMo, que permite controlar varios objetos de la casa con el celular: desde enchufes hasta ampolletas. "Estamos expandiendo la realidad de la domótica, permitiendo a la gente nuevas maneras de interactuar con su cocina de manera simple e inteligente", explica Ohad Zeira, director de producto para WeMo en Belkin.

En la misma línea se encuentra Cookeo (166 euros en Amazon.es) que según Moulinex, su fabricante, es "el primer robot de cocina inteligente que te guía paso a paso". Se trata de una olla con una pantalla digital que permite buscar un ingrediente determinado -por ejemplo lentejas- y la olla selecciona el tiempo de cocción preciso.

Además, incluye 50 recetas, entre ellas risotto de champiñones o salmón a la mostaza, las que son desplegadas en la pantalla para que el cocinero siga paso a paso su ejecución. La olla automáticamente ajusta la intensidad y el tiempo de cocción.

En Chile, ya está la olla 5 en 1, de Oster ($70 mil), que también tiene pantalla digital y cuenta con cinco funciones inteligentes y predeterminadas: sofreír, cocción lenta, asar, hornear y cocinar a vapor. Es fabricada con un material especial llamado biocerámica que, según la compañía, cocina los alimentos 20% más rápido.

Miele tiene en Chile una línea de hornos que usan una sonda térmica inalámbrica. Al pinchar con ella un trozo de carne que está al interior del horno, determina con exactitud su temperatura y grado de cocción. La información es transmitida inalámbricamente para que el horno regule el tiempo de cocción y la intensidad.

Esta tecnología se complementa con la función Clima, donde el usuario ingresa agua en un recipiente, y así se genera el vapor necesario para que los alimentos se cocinen sin perder humedad. En conjunto pueden lograr, por ejemplo, que un trozo de carne quede crocante por fuera y jugoso en su interior.

Joana Calvinho, gerente de Marketing de Miele, dice que también existen campanas inteligentes. "A través de radiofrecuencia se comunican con la cocina encimera y comienzan a funcionar cuando se prende la cocina. Si la intensidad del calor se incrementa, la campana comienza a trabajar con mayor potencia para extraer los olores y vapores. Todo esto sin mediar la intervención del usuario".

A punto de cocción
Pero no solo las marcas conocidas están innovando en la cocina. También hay nuevos productos salidos de la mente de emprendedores. Es el caso de PantryChic, un dispositivo para cocineros meticulosos que buscan la medida exacta.

Este dispensador de alimentos funciona con una base de datos que contiene los ingredientes más comunes. En su parte superior se pone el ingrediente en un contenedor y se le indica al PantryChic qué cantidad se requiere (en tazas, onzas, gramos...). La máquina toma en cuenta su masa y volumen para entregar la cantidad exacta. En el futuro podrá sincronizarse con una aplicación para saber cuánto ingrediente se requiere para una receta específica. Saldrá a la venta en febrero de 2015 por US$ 250.

Drop, en tanto, es una balanza digital inalámbrica que ayuda a cocineros sin imaginación. Basta con poner cualquier alimento que se tiene en el refrigerador o la despensa y según su peso una aplicación en el celular sugiere recetas. Cuesta US$ 80 en getdrop.com.

Horno medirá las calorías
General Electric
acaba de crear un dispositivo experimental que puede calcular las calorías de la comida. Esta tecnología se podría incluir, por ejemplo, al interior de un horno para determinar las calorías de una porción de carne y mandar dicha información a una aplicación de salud en el celular.

A diferencias de la tecnología ya existente (que usa luz reflejada para determinar la composición del alimento), acá se usan ondas de baja potencia para medir la cantidad de grasa y azúcar, pudiendo actuar en guisos y preparaciones donde se mezclan alimentos, dice Matt Webster, investigador de GE Research.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)