28 de marzo de 2015 12:31

Oleajes retrasan proceso de remoción de buque Floreana en Galápagos

Los trabajos de reflotamiento del buque Floreana frente a la isla San Cristóbal se suspendieron debido a los fuertes oleajes. Foto cortesía Consejo de Gobierno de Galápagos

Los trabajos de reflotamiento del buque Floreana frente a la isla San Cristóbal se suspendieron debido a los fuertes oleajes. Foto cortesía Consejo de Gobierno de Galápagos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Carlos Mestanza

Las labores que se realizan alrededor del proceso de remoción del buque Floreana, encallado frente a la isla San Cristóbal, fueron suspendidas.

La causa: los fuertes oleajes que al igual que el resto de la costa ecuatoriana afectan a Puerto Baquerizo Moreno.

El buque Floreana encalló el pasado 28 de enero del 2015 con cerca de 1 300 toneladas de carga en sus bodegas, que debían ser distribuidas entre las islas Santa Cruz, Isabela y Floreana. Esto, luego de haber dejado unas 400 toneladas en la isla San Cristóbal.

La compañía T&T Marine Salvage fue contratada para realizar el proceso de salvataje de la embarcación y su posterior traslado fuera del área de la Reserva Marina de Galápagos para su hundimiento.

Debido a los oleajes de las últimas horas dicha empresa decidió con las autoridades locales suspender las tareas debido a impacto de las olas en la embarcación y a que sus bodegas nuevamente están inundadas. Sin embargo, esto ha favorecido el mantener al barco en posición equilibrada.

T&T Marine Salvage evacuó al personal que se encontraba a bordo con el objetivo de salvaguardar la vida de los trabajadores.
El extremo oleaje y aguaje en la costa de San Cristóbal provocó el desperfecto de los equipos que se encontraban a bordo como soldadora, excavadora, generadores, luminarias, entre otros, que aún están sumergidos en el barco.

Los envases y cajas de gaseosas y cerveza que se encontraban en el Floreana ya fueron retirados y trasladados en su totalidad al Centro Municipal de Gestión de Residuos Sólidos para su disposición final. Asimismo, la carga sólida ha sido dispuesta a este centro.

El restante de materiales inertes que se encuentran en el barco no será descargado puesto que se hundirán con la nave, ya que no representan riesgo de contaminación.

Por el momento se está a la espera que las condiciones del mar se normalicen para reiniciar los trabajos que incluyen el retiro y reparación de los equipos averiados.

Del mismo modo el personal de salvamento marítimo deberá abordar el barco para evaluar la condición estructural del mismo, aunque por las primeras inspecciones realizadas en el navío este no habría sufrido daños.

El Consejo de Gobierno de Galápagos (CGG) y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) informaron el pasado 20 de marzo la reanudación de las labores de bombeo de aguas residuales de las bodegas del carguero Floreana. Un intento anterior el 11 del mismo mes se suspendió debido a fuerte oleaje.

Este trabajo se hace a través de la barcaza Tatita, La basura en descomposición que generaba malos olores en gran parte de la isla fue lo primero que se retiró, para prevenir afectaciones a la población y al ambiente.

Al tiempo que se realice la succión de las aguas contaminadas, se continuará con el retiro de basura de las bodegas. Al momento quedan alrededor de 200 toneladas, que en su mayoría es cemento fraguado y que permanecerá en el barco luego de ser hundido ya que no representa contaminación por tratarse de material inerte.

Se calcula que de no haber nuevos inconvenientes por el tema de los oleajes el Floreana podrá ser reflotado en unos 10 días para ser remolcado fuera de la Reserva.

Mientras tanto, la provisión de alimentos perecibles continúa a través de los vuelos logísticos de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) desde Guayaquil.

El pasado martes 24 de marzo arribaron 2 vuelos con 31 000 libras de productos de las cuales 18 000 fueron para Santa Cruz; 8 000, para San Cristóbal; y, 5 000 para Isabela.

Luego de una reunión del gobernador de Galápagos, Jorge Torres, y el general César Ramos, oficial de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, se acordó establecer dos frecuencias aéreas exclusivas para carga desde el continente hasta las islas a fin de abastecer a la provincia con productos de primera necesidad mientras dure la emergencia.

Para Santa Cruz y San Cristóbal se ha establecido el avión C130 el martes, y para Isabela, el avión CASA el sábado. Esta medida entra en vigencia desde hoy sábado 28 de marzo de 2015.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)