13 de mayo de 2015 22:06

Oleaje intenso en el Pacífico afecta costas americanas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE
Bogotá

El intenso oleaje registrado durante los últimos días en las costas americanas del océano Pacífico, que ya ha obligado al cierre de muelles en Perú y Chile y ha generado alertas en Centroamérica, Colombia, Ecuador y México, responde al inicio del fenómeno de El Niño, informaron hoy, 13 de mayo, fuentes oficiales.

Esa marejada, causada por el debilitamiento de la zona atmosférica conocida como anticiclón del Pacífico sur y la propagación de las olas de las tormentas en el mar Antártico, es un síntoma del inicio del evento climático, como explicó a Efe el comandante de la Marina de Guerra de Perú, Luis Castañeda.

Precisamente allí, en Perú, se ha emitido la principal alerta de la región, que incluye el cierre de 83 de los 107 puertos del país a consecuencia del fenómeno, según el departamento de Hidrografía y Navegación de la Marina peruana.

Entre los puertos locales clausurados está el de Paita, principal punto para las exportaciones marítimas del norte y limítrofe con Ecuador; así como las terminales de Bayóvar y Etén en el norte; Malabrigo, Chimbote, Salaverry y Huarmey, en la costa central del país; y los de Chala y Matarani, en la zona sur, entre otros.

Sin embargo, el puerto limeño del Callao, el más grande del país, aún se encuentra operativo y con medidas especiales.

Una situación similar ha dejado en Chile el oleaje de fondo, como también se conoce al fenómeno marítimo, en donde las autoridades han detenido las operaciones de los puertos de Arica y Tocopilla, en el norte, y restringido para embarcaciones pequeñas la terminal de Iquique, informó el servicio meteorológico de la Armada chilena.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de ese país reforzó la vigilancia en las costas desde la zona fronteriza con Perú hasta la de Aysén, en la Patagonia, aunque no ha registrado daños a las comunidades ni a las infraestructuras de las zonas afectadas.

En Centroamérica, las marejadas obligaron a las autoridades de Panamá a emitir desde este martes la alerta verde (de prevención) y a cerrar las playas a los bañistas hasta el próximo viernes ante el nuevo "mar de fondo" que toca las costas del Pacífico.

En Honduras, los organismos de socorro se unieron a la alerta y declararon también la contingencia de nivel verde en la zona costera del Golfo de Fonseca ante el aumento del oleaje y pidieron a la población tomar precauciones y evitar riesgos.

La alerta, vigente por 48 horas, entró en vigor hoy a las 16:00 hora local (22:00 GMT) en esa región, donde se han presentado olas de hasta 2,1 metros de altura y que Honduras comparte con El Salvador y Nicaragua.

Precisamente, el Gobierno salvadoreño respondió en un comunicado que está "preparado" para atender cualquier emergencia provocada por ese oleaje "irregular", que ya afectó al país al inicio del mes.

Expertos prevén olas en el país centroamericano de 1,5 a 2 metros de altitud sobre el nivel del mar, "un parámetro que supera el promedio normal de 1,2 metros", mientras que las velocidades alcanzarían los 60 kilómetros por hora, "casi el doble de rápidas de lo normal", que es de 35, según la nota oficial.

El Módulo de Información Oceanográfica (MIO) de la Universidad de Costa Rica (UCR), en tanto, informó que en ese país arribará en las próximas horas otra marejada de fondo con olas en dirección sur-suroeste y alturas máximas de 2,8 metros.

La institución advirtió en un comunicado de prensa que las condiciones meteorológicas pueden ser peligrosas para la salida de embarcaciones pequeñas y para quienes ingresan al mar.

En la misma línea, las autoridades guatemaltecas reportaron un incremento del oleaje en el Pacífico del país, con olas de 3 metros de altura que se podrían incrementar, por lo que pidió a la ciudadanía abstenerse de bañarse en las playas y evitar las labores de pesca en embarcaciones pequeñas durante las horas de marea alta.

Entre tanto, en Colombia, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) activó durante hoy y mañana la alerta amarilla por lluvias en el Pacífico, con un pronóstico de olas de un máximo de 2 metros de altura aunque con un posible descenso.

Asimismo, las autoridades de Protección Civil mexicanas alertaron sobre la posibilidad de que se presente de nuevo el fenómeno, que afectó las costas en semanas pasadas, por lo que se han establecido los mecanismos de respuesta necesarios.

En Ecuador, el Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) alertó del fuerte oleaje esperado hasta este jueves, con olas cuya altura media podría ser de entre 0,5 y 3 metros, tanto en la zona de las islas Galápagos como frente a la costa continental.

Ante el fuerte oleaje se aconsejó a los turistas y a quienes realizan actividades en el mar tomar las precauciones necesarias para evitar problemas, entre ellas la utilización de equipos de seguridad y de comunicación para estas faenas.

Según los expertos, el debilitamiento del anticiclón del Pacífico sur también expone las costas a las ondas Kelvin, masas de agua caliente que se trasladan de la zona ecuatorial del Pacífico hasta impactar en la costa continental, donde se encuentra la corriente fría de Humboldt, generando el evento climatológico de El Niño.

Ese fenómeno es de carácter periódico y genera lluvias torrenciales y aluviones en las zonas cercanas a la costa, lo que suele provocar inundaciones en zonas urbanas y agrícolas. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)