26 de noviembre de 2015 13:14

El oficialismo y grupos afines al Gobierno defienden las enmiendas

La Central Única de Trabajadores manifestó su apoyo al proyecto de enmiendas constitucionales y al presidente Rafael Correa. Foto: Pavel Calahorrano/ EL COMERCIO

La Central Única de Trabajadores manifestó su apoyo al proyecto de enmiendas constitucionales y al presidente Rafael Correa. Foto: Pavel Calahorrano/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Diego Bravo

Grupos sociales afines al Gobierno y legisladores oficialistas ratificaron la mañana de hoy, 26 de noviembre del 2015, su respaldo al presidente Rafael Correa. Esto ocurrió en medio de los preparativos para las manifestaciones en contra del régimen que se realizarán esta tarde.

Dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) indicaron que las enmiendas benefician a los trabajadores públicos.

“Es la oportunidad que tienen los funcionario públicos para ser sindicalizados y acceder al derecho a la huelga. La Central pidió al Primer Mandatario, a través de la Subcomisión de los Trabajadores, que se ratifique el acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo que garantiza el derecho a la sindicalización”, manifestó Oswaldo Chica, presidente de ese organismo.

Él rechazó las aseveraciones de los dirigentes de otros grupos sindicales de oposición, quienes afirman que se elimina la contratación pública. “Eso es mentira. La transitoria es clara e indica que la contratación colectiva, para quienes mantenían ese beneficio, continúa”.

Junto a Chica se encontraba el asambleísta Diego Vintimilla (Alianza País). Destacó que la CUT ha logrado aglutinar una gran cantidad de trabajadores y obreros en el país para consolidar un proceso de transformación profunda. “Es en ese marco, la unidad política de las organizaciones sociales y sindicales es la única respuesta con la cual garantizaremos la continuidad de un proyecto político que logre garantizar los derechos ciudadanos”.

También se pronunció el legislador Fausto Cayambe. A su criterio, las enmiendas garantizan los derechos de los trabajadores.

“Ahora planteamos reforzar el sindicalismo, pero lo queremos universalirzar a todos los sectores públicos. Ya no solo van a tener derecho al sindicato los 113 000 ecuatorianos que laboran en calidad de obreros en las entidades públicas, sino los 546 000. Eso hacemos como al derecho a la huelga”.

Para el asambleísta Gabriel Rivera, quien pertenece a la Comisión de Enmiendas, la oposición tiene derecho a manifestarse, pero hizo un llamado a que se respeta la vida, a las personas y el orden público. Aseguró que la oposición no ha justificado las causas de las protestas contra las enmiendas y “tratan de marcar posiciones para las próximas elecciones y así ser visibles. No tienen justificación alguna, aunque están equivocados”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)