20 de mayo de 2017 00:00

La oferta turística en Baños se altera debido al invierno

El puente tibetano es el atractivo de deportes extremos en Baños. Foto: Glenda Giacometti/EL COMERCIO

El puente tibetano es el atractivo de deportes extremos en Baños. Foto: Glenda Giacometti/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 2
Fabián Maisanche
y Modesto Moreta 
Redactores (I) 
[email protected]

Los derrumbes constantes en las vías por las intensas lluvias y la crisis económica perjudicaron el flujo turístico a Tungurahua y Cotopaxi. En Chimborazo, las visitas a la Reserva Faunística no se detuvieron.

En la primera provincia, la ciudad de Baños, principal balneario de Tungurahua, fue la más afectada. Según un informe emitido por las operadoras y la Cámara de Turismo, el número de visitas se redujo al menos un 60% entre abril y mayo de este 2017. En cambio, en los feriados de Semana Santa y 1 de mayo, la ocupación fue el 70% de la plaza hotelera.

Martin Dillon, expresidente de la Cámara de Turismo, aseguró que el 40% de la capacidad hotelera (8 000 camas) fue ocupado en abril y lo que va de mayo, mientras que en el 2016, alcanzó el 50% en el mismo período. “Algo similar ocurrió en los fines de semana de abril, dejando de lado los dos feriados que vivió el país”.

Las lluvias, la apertura de clases en la Costa, y el cierre de las vías a Cuenca y Guayaquil mermaron la presencia de turistas de estas ciudades, dijo.

Por ejemplo, los deslaves en la vía Baños-Puyo hicieron que las prácticas del rafting y del cayoning fueran aplazadas para otras fechas.

Hernán Velásquez, propietario de la operadora Pailón Travel, indicó que en la semana solo llegó un grupo con cinco turistas. Los visitantes de origen europeo recorrieron las cascadas y el zoológico como alternativa. “No se pudo hacer rafting por un deslizamiento de tierra en la vía, hace una semana, y por las intensas lluvias. Esperamos que mejore”.

Los técnicos de turismo con el apoyo del Comité de Operaciones de Emergencia cantonal emiten alertas constantes a las operadoras que ofertan deportes extremos, especialmente cuando hay un incremento del caudal de los ríos.

Gabriela Erazo, directora de Turismo del Municipio, contó que la prioridad es salvaguardar la seguridad de los turistas. Por eso se efectúan constantes visitas. “Estamos alertas y no dudaremos en suspender alguna actividad turística si esta representa un peligro”.

La ciudad de Baños ofrece otras alternativas turísticas, además de deportes extremos o de aventura en el agua o las montañas. Por ejemplo, la esmeraldeña Nubia Guerrero, sus dos hijos y una nieta recorrieron la Basílica de la Virgen del Rosario de Baños, la Casa del Árbol y las piscinas. “Hay lugares bonitos que visitar, antes que ir a zonas de peligro por las lluvias”. También está el zoológico como parte de la ruta turística en esta temporada invernal.

Las lluvias afectaron las visitas a la laguna del Quilotoa, en la parroquia Zumbahua del cantón Latacunga, en Cotopa­xi. Según los propietarios de los hoteles del sector, los daños en la vía Quilotoa-Chugchilán mermaron el turismo. Al menos, el 70% de los visitantes dejó de ir a este sitio turístico del cantón Sigchos.

También, se suspendieron algunas reservaciones a causa de los deslizamientos de tierra en la vía. Bautista Pilataxi, administrador de la Hostal Mamá Hilda, en Chugchilán, contó que abril y lo que va de mayo solo el 25% logró llenarse. Solo cinco de las 20 habitaciones del lugar fueron ocupadas. “Ya nos cancelaron las reservaciones, pero no solo nos afecta a nosotros sino a todos los hoteles y prestadores de turismo de la zona”, dijo Pilataxi.

Las 45 familias que prestan el servicio de alimentación, hospedajes, guianza en la laguna Quilotoa también fueron perjudicados. César Cuchiparte, que administra el estacionamiento de la zona, contó que entre abril y mayo del año pasado llegaban entre 180 y 200 visitantes los fines de semana, especialmente extranjeros, pero en este año bajó a 110, por las fuertes lluvias y el habitual cierre la carretera Zumbahua-Quilotoa por derrumbes.

El Parque Nacional Cotopaxi registró una baja del 10% de turistas en relación con el año pasado, según el Ministerio del Ambiente. Un informe detalla que a pesar de las lluvias, las vías de acceso a la zona están habilitadas con el apoyo del personal y la maquinaria del Ministerio de Transporte y el Consejo Provincial de Cotopaxi.

Diego Avendaño, director provincial del Ambiente, dijo que se adoptaron medidas de prevención para evitar accidentes. En el momento, el área se encuentra operativa y sin inconvenientes. Además, se fortaleció el equipo técnico en medidas de prevención.

Las visitas a la Reserva Faunística Chimborazo se mantienen normales. Según Marcelo Pino, director del Ministerio del Ambiente, la presencia de turistas es normal a la reserva de 52 000 hectáreas, puesto que la afectación a las vías de acceso no es mayor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)