10 de junio de 2017 00:00

Oferta hotelera en Pastaza se renueva

otos glenda giacometti / el comercio Dos turistas son atendidas en el Escobar Café donde se adornó con los símbolos indígenas. En el Gran Hotel Cofanes se destinó un espacio para la cafetería y restaurante.

Según datos del Ministerio de Turismo, en Pastaza hay un total de 69 establecimientos de alojamiento entre cabañas, casa de huéspedes, hostales, hosterías y hoteles. Foto: Glenda Giacometti 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 23
Fabián Maisanche

Los hoteleros de Pastaza han realizado nuevas adecuaciones desde el 2016 para ajustarse a las demandas de los visitantes. Estos trabajos se han realizado en hoteles, hosterías y complejos recreacionales en los cantones de Arajuno, Mera y Pastaza.

Una de las hosterías que fue restaurada en el 2016 fue Orkidea Lodge. La familia Vega Díaz invirtió USD 550 000 para construir siete cabañas, 18 habitaciones, dos piscinas, un bar-restaurante, una zona de recreación y la vía de acceso. La hostería está asentada en una zona alta de donde se observan cerca de 180 hectáreas de bosque primario.

Ibis Vega, accionista de Orkidea Lodge, explica que la infraestructura está rodeada de selva y una pequeña zona destinada para la siembra de yuca, plátano verde, hierbas medicinales y la crianza de tilapias.

La empresaria explica que antes de la intervención los terrenos eran utilizados para la crianza de ganado y la siembra de caña. “La naturaleza se encargó de recuperar los árboles, plantas y atraer los animales”.

Por su paisaje, Orkidea Lodge oferta un turismo de investigación para que biólogos y ornitólogos puedan realizar trabajos con aves, anfibios e insectos. Pero también ofrece turismo de aventura. Los visitantes pueden recorrer el bosque por senderos o bañarse en pequeñas cascadas. “La hostería es autosustentable y ecológica”, asegura Vega.

El Gran Hotel Cofanes también fue restaurado en el 2016 gracias a un crédito al que accedieron sus propietarios. Su estructura abarca un salón de eventos, restaurante, bar y peluquería. En las 18 habitaciones predominan el blanco, negro y café. Las paredes están adornadas con fotos de los anfibios nativos.

“Hemos mantenido el nombre de la cultura de las etnias cofanes.
Nuestra identidad se está fortaleciendo y la inversión que realizamos es por la diversidad que tenemos”, asegura Wilson Jiménez, dueño del establecimiento.

Así como este lugar, la oferta hotelera es variada en el centro de la urbe y en las zonas rurales, donde lo primordial es promocionar las etnias y preservar la flora y la fauna.

Según datos del Ministerio de Turismo, en Pastaza hay un total de 69 establecimientos de alojamiento entre cabañas, casa de huéspedes, hostales, hosterías y hoteles. Existen 213 lugares donde se ofertan bebidas y alimentos, cuatro centros de recreación, ocho discotecas y tres balnearios.

Estos espacios se encuentran en el centro de la capital provincial, en el malecón del río Puyo o en las comunidades indígenas. Para el turismo de investigación está el corredor ecológico Llanganates – Sangay, el Parque Nacional Yasuní, la Reserva de Biósfera Yasuní, la zona intangible Tagaeri–Taromenane, bosques protectores custodiados por las nacionalidades indígenas y centros de rescate animal.

Juan José Olivo, técnico de Turismo de la Prefectura, explica que la apertura de las vías impulsó a los empresarios a invertir en este sector. Además, se aproveha el clima cálido, la selva y los afluentes.

Con este criterio coincide el experto hotelero Abel Barroso. El ejecutivo añade que Pastaza no era conocida como una provincia turística sino por los pocos atractivos que promocionaban las operadoras de Baños, en Tungurahua.

“Nuestros vecinos aprovecharon que el turista llega a su ciudad para llevarlos a nuestros maravillosos lugares y luego regresarse con ellos. Eso estamos cambiando y la oferta hotelera va de la mano para atraer al turista de manera directa”, añade Barroso.

Otra de las inversiones realizadas ha sido el Ecoparque. Sus propietarios construyeron dos piscinas, una pista de obstáculos y un restaurante. El guayaquileño Andrés Torres cree que Pastaza ofrece varios destinos para disfrutar. “Hay hoteles que adornan la urbanidad del cantón”.

Tome en cuenta

Pastaza cuenta con 11 agencias de viaje que ofertan deportes de aventura como el rafting, canyoning y kayak.

Hay cuatrocentros de recreación y ocho diques ubicados en los cuatro cantones de Pastaza.

En la ciudad hay dos establecimientos que ofertan el transporte turístico para las comunidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)