10 de noviembre de 2017 09:54

Odebrecht confirma que financió a Keiko Fujimori y Ollanta Humala

La candidata presidencial Keiko Fujimori el miércoles 25 de mayo del 2016 durante un evento de campaña en el populoso distrito capitalino de San Martin de Porres, en Lima (Perú), en el día que cumplió 41 años. Foto: EFE

La excandidata presidencial Keiko Fujimori había sostenido que no recibió ninguna financiación de Odebrecht. Foto: archivo EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

El empresario brasileño Marcelo Odebrecht confirmó que su empresa financió las campañas presidenciales de 2011 de los entonces candidatos Keiko Fujimori y Ollanta Humala, y que las siglas "AG" que aparecen en una de sus agendas se refieren al expresidente peruano Alan García, informó este 10 de noviembre del 2017 el diario El Comercio.

El rotativo cito fuentes no identificadas para detallar las declaraciones que dio Odebrecht este jueves al ser interrogado en la ciudad brasileña de Curitiba por los fiscales peruanos José Pérez, Rafael Vela y Walter Villanueva, a cargo de los casos Lava Jato y Odebrecht en Perú.

La información, que es parte de una investigación reservada, también fue publicada hoy por otros medios locales como el semanario periodístico Hildebrandt en sus trece y los diarios Correo y La República.

Hasta ahora, Keiko Fujimori había sostenido que no recibió ninguna financiación de Odebrecht, después de que medios locales revelaran que existía una anotación en la agenda del empresario que decía: "Aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita".

Alan García, a su turno, siempre ha negado ser el "AG" mencionado en los apuntes del encarcelado empresario brasileño.

Ollanta Humala, por su parte, cumple con una orden de prisión preventiva mientras es investigado junto a su esposa, Nadine Heredia, por la presunta financiación irregular de su campaña.

Según El Comercio, en el caso de Keiko, Odebrecht señaló a los fiscales peruanos que "tiene la certeza" de la entrega de dinero para su candidatura presidencial, pero remarcó que el entonces representante de su empresa en Perú, Jorge Barata, debe corroborar el monto.

Agregó que si puso la palabra "aumentar" infiere que fue porque ya se había entregado dinero anteriormente a la líder del fujimorismo.

Odebrecht reiteró, además, que su empresa tenía la política de apoyar a los candidatos presidenciales con posibilidades de ganar en los países donde trabajaba.

En ese sentido, confirmó que solo en el caso del expresidente Ollanta Humala (2011-2016) él ordenó directamente que se le entregara dinero para su campaña de 2011.

El diario sostuvo que el empresario también confirmó que en la anotación "Kuntur agora bom para Perú/AG, etc", se refiere al expresidente Alan García y a que este "incentivó" a su empresa a construir el proyecto del Gasoducto del Sur.

Añadió que su empresa asumió este proyecto a pedido de García, quien también, según la información, mostró "interés" en que ejecuten otras obras, como el Metro de Lima, que finalmente estuvo a su cargo.

Odebrecht también dijo que las empresas peruanas que trabajaron en consorcio con su compañía en las obras en Perú "sabían lo que estaban haciendo" y que la única con la que tenía un contacto especial era Graña y Montero, la mayor constructora del país, siempre según el relato de la fiscalía a El Comercio.

En Perú, la justicia trabaja para seguir el rastro de 29 millones de dólares que Odebrecht admitió haber entregado a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014 para adjudicarse obras, lo que comprende los periodos gubernamentales de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

Al respecto, el vicepresidente y director global de Cumplimiento de Odebrecht, Michael F. Munro, aseguró el jueves a Efe en Lima que revelar la "verdad total" sobre los hechos de corrupción en los que estuvo envuelta la constructora es una necesidad "esencial" para la compañía, para la que "no revelarlo todo sería un desastre".

"Si no revelamos completamente todo, será un desastre. Y no vamos solo a revelar la verdad en un país y no en todos, porque Odebrecht es una empresa global. Si reveláramos todo en 10 países pero no en Perú, no tendría sentido", afirmó el abogado estadounidense.

El vicepresidente fue categórico a la hora de señalar que la empresa ya cambió sus prácticas y que sus intenciones son "cooperar completamente y ser completamente transparentes" ante las instancias judiciales que así lo requieran, ante las que no van "a retener nada".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)