11 de enero de 2017 08:40

Operador de Odebrecht transfirió más de medio millón de dólares al jefe de inteligencia de Argentina

Fotografía del 19 de abril de 2016 de la obra de la Villa Olímpica RÍO 2016 hecha por la constructora Odebrecht en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil. El encargado de la nueva política anticorrupción de Odebrecht, Sérgio Foguel,calificó  de "desvíos de c

El soterramiento de la línea ferroviaria Sarmiento, que une la ciudad de Buenos Aires con los suburbios en el oeste, estaba a cargo de un consorcio de empresas integrado por Odebrecht, la argentina Iecsa -de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri-, la española Comsa y la italiana Ghella. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 44
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

Un operador financiero que trabajó para la firma brasileña Odebrecht, condenado por la Justicia en la investigación "Lava Jato", transfirió más de medio millón de dólares a una cuenta del actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de Argentina, Gustavo Arribas, informó el miércoles 11 de enero del 2017 el diario "La Nación".

Las transferencias se realizaron en cinco pagos que comenzaron un día después de que, en septiembre de 2013, se reactivara el contrato con Odebrecht para el soterramiento del tren Sarmiento en la ciudad de Buenos Aires, señala el periódico, en base a documentación de la investigación periodística liderada por el equipo peruano IDL Reporteros.

El operador Leonardo Meirelles se acogió luego al régimen de la delación premiada y aportó documentación sobre miles de transferencias que hizo para Odebrecht y otras empresas brasileñas, según surge de los registros de transferencias bancarias que integran la investigación sobre 'Lava Jato' en Brasil.

Meirelles transfirió un total de USD 594 518 mediante cinco giros a una cuenta en Suiza de Arribas entre el 25 y 27 de septiembre de 2013, desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited, que la justicia de su país ya calificó como "empresa de fachada", destinada al pago de sobornos, lavado de activos y evasión.

Arribas se negó a responder una consulta del periódico argentino sobre los pagos. Pero a través de tres colaboradores admitió que sólo recibió una transferencia, USD por 70 495, el 26 de septiembre de 2013, que adjudicó a la venta de un inmueble en San Pablo sobre el que no aportó más datos. Sus colaboradores negaron además cualquier vínculo con el pago y cobro de sobornos vinculados al escándalo de corrupción 'Lava Jato'.

Cuando Meirelles ordenó esas cinco transferencias, Arribas vivía en Brasil, donde se dedicaba a la compraventa de jugadores de fútbol. Para entonces tenía una antigua relación de amistad y confianza con el actual presidente Mauricio Macri, en ese momento jefe de Gobierno porteño. El jefe de Inteligencia incluyó la cuenta en Suiza -a la que se hicieron estas transferencias- en su declaración jurada de bienes presentada ante la Oficina Anticorrupción de Argentina. Meirelles admitió durante la entrevista que concedió a IDL Reporteros, en el aeropuerto de San Pablo el 11 de julio de 2015, haber participado en "un total de 3 000 o 3 500 operaciones (pagos) en cuatro años, que se hicieron entre 2009 y 2014". "Estamos hablando de USD 240 millones, que yo pagué en mis empresas en Hong Kong, tanto depósitos como pagos, en Panamá, la Argentina y así", señaló el operador financiero.

El soterramiento de la línea ferroviaria Sarmiento, que une la ciudad de Buenos Aires con los suburbios en el oeste, estaba a cargo de un consorcio de empresas integrado por Odebrecht, la argentina Iecsa -de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri-, la española Comsa y la italiana Ghella. El proyecto sufrió varias interrupciones pero en 2013 cobró un nuevo impulso. Según señala el periódico, el entonces secretario de Transporte argentino Ricardo Jaime también cobró sobornos que había acordado con Odebrecht, según consta en unos correos electrónicos que su testaferro, Manuel Vázquez, cruzó con los operadores de la constructora brasileña, y que los investigadores del 'Lava Jato' lograron recuperar.

El proyecto del tren Sarmiento se reactivó el 30 de agosto de 2013, cuando la entonces presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner publicó un decreto en el que creó la unidad ejecutora para esa obra, financiada por el Estado nacional y un crédito otorgado por el Banco de Desarrollo (BNDS) brasileño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)