24 de marzo de 2017 00:00

Odebrecht pretende llegar a acuerdo con Ecuador sin entregar información

El 1 de febrero, el fiscal Galo Chiriboga se reunió con el fiscal General adjunto de EE.UU., Bruce Swartz. Foto: Archivo / Fiscalía

El 1 de febrero, el fiscal Galo Chiriboga se reunió con el fiscal General adjunto de EE.UU., Bruce Swartz. Foto: Archivo / Fiscalía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 286
Triste 10
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Redacción Seguridad

Las reuniones se realizaron en Washington, Estados Unidos. El fiscal General, Galo Chiriboga y el procurador del Estado, Diego García, viajaron a esa nación para mantener un nuevo acercamiento con los representantes y con los abogados de la constructora brasileña Odebrecht, en el Ecuador.

La idea fue llegar a un acuerdo de cooperación, para obtener información en materia penal y conseguir una indemnización a favor del Estado ecuatoriano.

Según comunicados de las dos instituciones, en esas reuniones, que se desarrollaron el miércoles y jueves de esta semana (22 y 23 de marzo), los funcionarios pidieron que se difundiera la lista detallada de las personas que habrían sido sobornadas.

Esa información ya fue entregada a la Fiscalía de Brasil y al Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Además se exigió que se entregue la información relacionada con el esquema de corrupción y las personas que fueron parte de ese entramado, particularmente la forma cómo llegaron a establecer la cifra de coimas por USD 33,5 millones y las utilidades de USD 116 millones.

Otra solicitud fue que identificaran los contratos que están involucrados en las actividades ilícitas. “Solamente cuando se hayan conocido los contratos, el esquema de corrupción utilizado, los montos entregados y la forma como se movió o transfirió ese dinero, se podrá determinar cuáles son las instituciones involucradas y establecer el perjuicio ocasionado”, dijo la Procuraduría en un comunicado.

Esta institución sostiene que Odebrecht “pretendía llegar a un acuerdo, sin entregar información alguna” y que en ese entendimiento el Estado ecuatoriano “declare que todos los procesos contractuales realizados cumplieron con las normas internas de contratación pública”.

La entidad sostiene que eso no se incluirá en un acuerdo “por no ser posible que las autoridades del Estado hagan un declaración de esa naturaleza, sin que estos hayan sido revisados por la Contraloría General del Estado a través de los exámenes especiales o auditorías en cada proceso”.

El fin de semana, el presidente Rafael Correa ya dijo que para entregar la lista de los sobornados, la constructora brasilera había solicitado que no se inicien nuevas acciones civiles y penales, que se levante cualquier embargo o medida cautelar que haya en su contra y que pueda seguir contratando en el país.

“Esto es inconstitucional. El Fiscal y el Procurador no pueden comprometer a otras funciones, como la Contraloría General o a los jueces”, sostuvo el Mandatario al referirse al primer punto.
Además, indicó: “Mientas sea Presidente esta empresa no vuelve a pisar el país; ni un centavo para esta empresa”.

La Procuraduría también sostuvo que la empresa pretendía, como parte del acuerdo, que no se les exija información adicional, ni se les pueda imponer ningún tipo de indemnización, multa o pago, incluyendo las que correspondan a la Contraloría, al Servicio de Rentas Internas, a la Superintendencia de Compañías y a otra entidad del Estado. “Esto ha sido rechazado y no se incluirá en un posible acuerdo, ya que no se puede transigir sobre las facultades sancionadoras o determinadoras del Estado”.

La Procuraduría dice que si bien el Estado ecuatoriano continuará en la búsqueda de un acuerdo, “este será posible solo cuando la empresa cumpla con la entrega de información detallada y que se someta a las condiciones establecidas por el Ecuador, dentro de la competencias constitucionales y legales de las autoridades ecuatorianas”.

La Fiscalía, en cambio, aseguró que seguirá con las investigaciones dentro del proceso de indagación ya iniciado. “La intención es obtener la información a través de la cooperación penal internacional y de otros mecanismos de investigación”, señaló.
Dentro de este caso, el fiscal Galo Chiriboga ya viajó a Estados Unidos en febrero pasado y allí se reunió con el fiscal General adjunto de esa nación, Bruce Swartz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (16)