28 de octubre de 2014 14:27

Uno de los ocho niños intoxicados falleció en Pelileo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 9
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

El pasado 16 de octubre del 2014, una intoxicación infantil alarmó a los habitantes de la parroquia Bolívar del cantón Pelileo, en la andina provincia de Tungurahua. Ocho pequeños estudiantes de la escuela Abdón Calderón presentaron vómito, dolor abdominal y abundante secreción.

Uno de esos niños, Marlon P., de cuatro años, falleció el 27 de octubre pasado en el hospital Baca Ortiz de Quito. Su mamá, Ana Lucía T., contó que el infante fue trasladado a la casa de salud capitalina por presentar síntomas de haber consumido órganos fosforados pues presentaba insuficiencia respiratoria.

“Ese día (16 de octubre) yo llevé a mi hijo a la escuela. Lo llevé en brazos por lo que estoy segura de que no comió nada en el camino. Por su edad nunca le mandábamos dinero. Lo único que sé es que un niño de inicial 1 le brindó una leche porque eso es lo que contó otra de las pequeñas enfermas pero que ya salió del hospital”, añadió Ana Lucía.

En la parroquia tungurahuense, la reina y los pobladores se reunieron para recoger fondos y ayudar a la familia del menor fallecido. De acuerdo con Willy Cárdenas, presidente del Gobierno Parroquial de Bolívar se organizó una rifa para entregarle lo reunido a la mamá de Marlon.

El pequeño era el mayor de dos hermanos. Hace tres meses, la familia de Marlon llegó a vivir a Huambalito por lo que según la nueva ubicación de los estudiantes les tocó inscribir al menor en la escuela de Bolívar.

La progenitora del niño recuerda que ella quiso cambiar al infante a un centro educativo de Huasipamba, otra parroquia de Tungurahua, por estar más cerca de su vivienda, pero no se lo permitieron.

No exigimos nada más que no sea la aclaración del caso, agregó Ana Lucía. “Según la profesora de mi hijo, él solo se tomó el yogurt que yo le mandé. No tenemos claro que pasó porque el doctor de Quito me explicó que en su organismo había órganos fosforados que son componentes de los insecticidas”.

Hasta el envío de esta nota, la Dirección Provincial de Salud no se pronunciaba. Su relacionadora pública, Cristina Manzano, anunció que no se puede emitir información pública hasta no tener datos claros. “Actualmente verificamos toda la información para emitir un boletín de prensa oficial”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)