10 de febrero de 2018 00:00

Ocho fotorradares controlan la velocidad en la Panamericana

En la zona de Jambelí, en Pichincha, funcionan dos fotorradares y la velocidad no puede exceder los 100 km/h. Foto: Fabián Maisanche/ EL COMERCIO

En la zona de Jambelí, en Pichincha, funcionan dos fotorradares y la velocidad no puede exceder los 100 km/h. Foto: Fabián Maisanche/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fabián Maisanche

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la vía Panamericana, entre el sur de Pichincha y Cotopaxi, ocho fotorradares controlan la velocidad de los vehículos, camiones y buses interprovinciales.

Si va a viajar durante este feriado tome en cuenta que no se puede superar la velocidad de 100 kilómetros por hora.

En el tramo hacia Tungurahua y Chimborazo no hay radares, pero en la zona urbana de Ambato hay ocho dispositivos, por lo que no se puede ir a más de 50 km de velocidad.

Los aparatos electrónicos en la Panamericana están en los sitios donde más se registran choques, estrellamientos y atropellos. La Policía Nacional considera que se necesitan 16 fotorradares, de ida y vuelta, en los 97 kilómetros que hay entre Tambillo (Pichincha) y el ingreso al Parque Industrial de Ambato (Tungurahua).

Héctor González, titular de la Subjefatura de Tránsito de Mejía, explica que las zonas del barrio La Merced de Tambillo, Miraflores (ingreso a la Escuela de Equitación y Remonta), San Alfonso, Fuerte Militar Atahualpa, Aychapicho y algunos tramos desde el semáforo de ingreso a Machachi hasta Jambelí son de alto riesgo.

Indica que las hondonadas, la reducción de ocho a cuatro carriles y posteriormente a seis, y la falta de iluminación en algunos sectores son algunas de las causas. Además, se suman el exceso de velocidad, la distracción del conductor y la imprudencia del peatón.

Blanca Gutiérrez tiene su vivienda y sus cuatro vacas en el sector de El Timbo, en Machachi. El miércoles cargó a su pequeño Matías en la espalda para cruzar la Panamericana, por donde los carros circulan a más de 90 km. Ella corrió. “Tenemos que arriesgar nuestras vidas todos los días para ir de un lado a otro”.

En esta zona son recurrentes los atropellamientos y choques. Según la Policía de Mejía, en enero del año pasado hubo siete muertos, pero en el 2016 fueron nueve.

Como prevención ubican conos anaranjados en las intersecciones, semáforos, pasos peatonales o centros educativos de Machachi. Otra de las tácticas son los operativos para verificar la documentación del conductor y auto, utilización del cinturón de seguridad y el estado de las llantas.

En Cotopaxi, se ubicaron tres fotorradares en los sectores del Instituto Superior Tecnológico Cotopaxi, Poaló y Panzaleo (Salcedo).

Mauricio Maya, jefe de Tránsito de Cotopaxi, asegura que el radar en Panzaleo será reubicado a 200 metros de los semáforos de la Argentina. Esto permitirá que los autos disminuyan la velocidad y alcancen a frenar. “El cambio del dispositivo debe hacerse lo más pronto posible”.

Los agentes de Tránsito de Latacunga informaron que en el 2016 hubo 433 accidentes y en el 2017 aumentaron a 607. Los uniformados atribuyen al retiro de los 14 dispositivos de color amarillo en enero del 2017 y al exceso de velocidad en la vía de seis carriles.

Para disminuir los accidentes se planifica la construcción de ocho pasos peatonales de los cuales cuatro se edificarán este año, según el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Además, se realizarán campañas de educación vial con los pobladores que tienen negocios en los extremos de la Panamericana.

En Tungurahua, las autoridades indican que en la recta entre Cunchibamba y El Progreso hay choques y atropellos, a pesar de los semáforos.

El tramo de la vía Panamericana que atraviesa Chimborazo tiene 60 kilómetros entre los límites con Tungurahua y el ingreso a Riobamba.

Los puntos donde los accidentes son frecuentes y no hay radares para el control de la velocidad son la recta de 5 km en Urbina; en Tuntatacto, antes del peaje de San Andrés; y en el ingreso a Riobamba en el sector denominado ‘Los Moteles’.

Según los reportes de la Unidad de Tránsito, los accidentes ocurren cuando los vehículos se incorporan apresuradamente desde los costados a la carretera o por maniobras bruscas al cambiarse de carril.

Es una vía con una topografía irregular, con curvas cerradas, subidas pronunciadas y tramos rectos donde el exceso de velocidad es una infracción frecuente. Víctor Ramón, jefe de la Unidad de Tránsito de la Policía en Chimborazo, indica que por ese tramo de la Panamericana circulan 8 000 vehículos diarios, en promedio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (3)