21 de junio de 2017 00:00

Obras civiles del tranvía de Cuenca están pendientes

Xavier Caivinagua para el comercio La semana pasada se realizaron las pruebas de movilidad de los vehículos del tranvía en una longitud de 400 metros, en el sur de Cuenca.

La semana pasada se realizaron las pruebas de movilidad de los vehículos del tranvía en una longitud de 400 metros, en el sur de Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Lineida Castillo

El Municipio de Cuenca tiene 10 empresas interesadas en concluir las obras del tranvía. El precio referencial para terminar los trabajos civiles que no ejecutó el consorcio español Cuatro Ríos de Cuenca (CCRC) y otros complementarios es de USD 32,2 millones.

De ese monto, USD 12 millones están disponibles en las cuentas de la Dirección Financiera Municipal y corresponden a la recuperación de garantías por la terminación unilateral del contrato con CCRC, en febrero pasado.

Este consorcio ganó el concurso para la construcción del patio taller, preparación de la plataforma viaria de 21 kilómetros e implementación del sistema tecnológico por USD 72 millones. Las obras empezaron en noviembre del 2013 y el sistema debía operar en diciembre del 2015.

Según Santiago López, coordinador de los proyectos municipales, con los USD 12 millones disponibles se garantiza el anticipo para el nuevo contratista. Los USD 20 millones restantes saldrán de la venta de las acciones en las empresas eléctricas Regional Centro Sur y Elecaustro, que fue un compromiso del anterior Gobierno. Otra opción es vender 17,6 hectáreas que el Ministerio de Defensa entregó al Municipio.

Pero, ninguna autoridad municipal conoce exactamente cuánto se requiere en total para obras adicionales que requerirá el proyecto para su culminación y puesta en marcha.

En el 2016, el alcalde Marcelo Cabrera dijo que el requerimiento podría llegar a USD 30 millones para ajustes de este tipo de trabajos como cambios de paradas, señalización para el paso del tranvía, entre otros.

Para ello, gestionó más recursos ante el Gobierno central y buscó alternativas de créditos externos. Solo logró el traspaso de una parte del predio del cuartel Cayambe para que sea puesto a la venta.

Pero hay temas claves que están pendientes y que se derivan de los retrasos de las obras físicas. Por ejemplo, están los pagos adicionales a las empresas Artelia, que está a cargo de la gerencia y fiscalización, y Alston que entregó el sistema electromecánico. Esos contratos ya cumplieron los plazos.

En la actualidadhay maquinaria de Alston parada sin usar debido al retraso de las obras civiles. Durante este mes, la empresa hará pruebas técnicas con los vehículos del tranvía en unos 400 metros, entre la avenida México y Las Américas, en el sur de la ciudad.
En las pruebas se miden los rangos de velocidades, desaceleración, frenado, equipos computarizados, entre otros.

Según López, en cuatro meses -cuando se disponga de una mayor longitud de circulación- se harán nuevas pruebas para controlar el estado de los rieles y vehículos. Agregó que la terminación de las obras civiles determinará los plazos finales para los dos contratistas porque todo es integral y guardan relación con la puesta en marcha del sistema.

“Aspiramos que en julio se firme el contrato con la compañía que gane el concurso y enseguida retomar con los trabajos”, señaló López.

Hasta tanto, Cabrera dijo que no se modificarán los contratos con Artelia y Alston, pero sí los valores por la extensión de los plazos, pero eso dependerá de los informes que presente cada empresa. Ya existe un reclamo económico de Alston que se está analizando.

Según Cabrera, eso se endosará al Consorcio Cuatro Ríos dentro de la demanda internacional por daños y perjuicios. “Con Artelia aspiramos llegar a un acuerdo porque deben acompañarnos hasta el fin”.

Hasta el momento, en el proyecto se han invertido USD 198 millones, que incluyen los pagos a las tres empresas adjudicatarias del proyecto, el pago al SRI y USD 4 millones invertidos directamente por el Municipio dentro de la emergencia grave a la movilidad urbana declarada por Cabrera en octubre pasado.

Estase extendió por 120 días y se aplicó por los retrasos en tiempos y la escasa presencia de obreros del Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca a lo largo de la ruta. Eso desencadenó, en febrero pasado, con la terminación unilateral del contrato.

La edil Dora Ordóñez no se atreve a dar cifras, pero dijo que los USD 32,2 millones solo servirán para las obras civiles pero que en la marcha podrían aparecer ajustes. Agrega que en febrero pasado Alston manejaba un monto adicional superior a USD 2 millones por obras complementarias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)