29 de diciembre del 2016 00:00

13 obras demandaron USD 413 millones este año en Quito

La obra del intercambiador de la Granados, que debería haber sido terminada este mes, será entregada en enero. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

La obra del intercambiador de la Granados, que debería haber sido terminada este mes, será entregada en enero. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17
Evelyn Jácome
Redactora (I)
[email protected]

En 2016, el Municipio de Quito invirtió USD 413 millones en 13 obras dirigidas a mejorar la movilidad y los servicios públicos. De ellas, seis son megaobras y tres ya están inauguradas: la repotenciación del Trole, el intercambiador de Carapungo y la Ecovía del sur. El resto continúa en ejecución: la solución Guayamín, la prolongación de la avenida Simón Bolívar y el intercambiador de la avenida Granados.

Estos datos no incluyen la inversión en el Metro, una obra de largo aliento que se prevé concluir en el 2020 a un costo de USD 2 009 millones. Actualmente existen 20 frentes abiertos, de los 57 que están previstos, entre estaciones y obras complementarias. El avance de su construcción hasta la fecha es del 10%, aunque se debe tomar en cuenta que el proyecto contempla 36 meses de trabajo.

Mauricio Rodas, alcalde de la capital, indicó que uno de los focos más importantes de inversión en este año fue el transporte público (que moviliza al 70% de la ciudadanía). Este año concluyeron los trabajos se repotencialización del Trolebús -que arrancaron en el 2015- con la construcción de paradas desde la Cóndor Ñan hasta la Y. Ahora tiene 44 nuevas paradas de cristal, con cámaras de vigilancia, lo que demandó una inversión de USD 14,1 millones y beneficiará a unos 275 000 usuarios. Se adquirieron 80 nuevos biarticulados, cada uno con capacidad para 250 pasajeros, lo que redujo en nivel de saturación en las unidades.

A inicios de este mes se concluyó la extensión de la Ecovía, de Quitumbe hasta Guamaní: un trazado de 4,5 kilómetros con cinco nuevas estaciones, una nueva terminal y rutas alimentadoras. Con esta obra, que costó USD 12,3 millones, se incorporó al sistema integrado a 180 000 nuevos usuarios de 26 barrios del sur.

Otro de los ejes de intervención tuvo que ver con la infraestructura vial. En septiembre se inauguró el intercambiador más grande y moderno de la ciudad, en Carapungo. Su construcción, que costó USD 20,4 millones, arrancó el 2015 y cuenta con 19 rampas, lo que mejoró la movilidad. Allí se registraba el nudo más problemático de todo Quito y las personas tardaban hasta 45 minutos en cruzar. Hoy no toma más de tres minutos.

Este año también empezó la construcción del intercambiador de La Granados, que costará USD 13,7 millones y será inaugurado en enero del 2017.

Asimismo, se avanza en la construcción de la llamada Solución Vial Guayasamín, en una de las zonas donde el caos vehicular está presente desde hace más de 10 años. Concluyó ya su primera etapa, que contemplaba la extensión de la calle Juan Boussingault. Se habilitó un carril en el túnel Guayasamín. La obra, que implica la construcción de un puente de 500 metros, tiene un costo previsto de USD 131 millones.

Para Klever Amores, economista y catedrático universitario, una de las ventajas de la obra pública es la generación de empleo. Según cifras del Municipio, en las cinco obras más importantes que se llevaron a cabo durante el 2016 se abrieron 5 217 fuentes de empleo, tanto directos como indirectos. Entre ellas están la construcción de las paradas del trolebús, la solución vial Guayasamín, la prolongación de la Simón Bolívar y de la Ecovía y la construcción del intercambiador de la Granados. El Metro también ha generado oportunidades laborales. Hasta el momento, su construcción ha generado aproximadamente 2 400 empleos directos y 5 000 empleos indirectos.

Entre las obras más importantes que se entregarán el año entrante están la extensión de la Simón Bolívar, que va desde Calderón hasta San Antonio de Pichincha, y que registra un 60% de avance. Está previsto entregarla en el segundo semestre del 2017 a un costo de USD 160 millones, aunque se había dicho que se entregaría a finales de este año.

Además se llevará a cabo la construcción de los Quito Cables, desde La Roldós hasta La Ofelia, cuyo contrato con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército se firmó en octubre. Beneficiará a 200 000 personas y costará USD 43,5 millones.

Para el urbanista Alfredo Tapia, la inversión municipal se ha enfocado mayoritariamente en temas relacionados con la movilidad de los autos. Sin embargo, el Municipio recalca la implementación de obras en la red de ciclovías y la BiciQ.

En contexto

La generación de empleo ha sido una de las características de la implementación de las obras. Según el Municipio, en las cinco obras más importantes que se llevaron a cabo durante el 2016 se abrieron 5 217 fuentes de empleo, tanto directos como indirectos

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (3)