5 de junio de 2014 15:41

De la noche a la madrugada, un bacheo por 11 calles de Quito

bacheo nocturno quito

Obreros de la Epmmop trabajan en la repavimentación en la calle principal del Barrio El Armero. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Quito

Son las 21:35 del martes 3 de junio y aún no llega la volqueta para iniciar con los trabajos de repavimentación en la calle principal del Barrio El Armero, en el noroccidente de Quito.

La neblina empieza a cubrir la zona, acompañada de temperaturas bajas, que lo único que provocan es el resguardo del frío. Sin embargo, parados, en una acera se encuentran tres trabajadores de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) junto a un técnico de la misma institución.

'La volqueta ya mismo llega’, comentan entre ellos. Por lo que empiezan a ‘poner manos a la obra’. Los trabajadores inician retirando las hierbas de la calzada para que el área este lista para colocar el asfalto.

La calle que va a ser asfaltada es corta y se la conoce como N22. En la parte más alta de esta vía hay un ‘puñado’ de casas, las mismas que se mantienen con las luces encendidas mientras las obras se realizan.


De pronto, la luz y el sonido inconfundible avisa, que la tan esperada volqueta, repleta de material, está llegando.
Detrás de la misma, una mini aplanadora va a paso lento, deslizándose por la niebla que empieza a cubrir el ambiente, de una intersección de la av. Mariscal Sucre.

Las trabajos se empiezan a apresurar, la obra debe concluir a las 03:00 de la mañana, como se propuso en el plan de bacheo nocturno. Por lo que, los trabajadores empiezan a colocar el pegamento para fijar el asfalto. Mientras, la volqueta se ubica de ‘retro’ para esparcir el material.

Sin embargo, en la calle a primera vista no hay ‘baches’, es decir no hay huecos como esos que causan dolores de cabeza. En algunas ocasiones, incluso los conductores deben invadir el otro carril. Lo que se ve en esta vía, en cambio, son apenas desniveles en el suelo.

Uno de los trabajadores, con ayuda de una pala, esparce el material de la volqueta por el área. Mientras, la aplanadora se prepara para pasar por el lugar en donde el asfalto está humeando.

La noche es larga y la calle corta, por lo que los trabajos no se van a demorar mucho tiempo.

Recuerde que jueves y viernes se realizaran estos trabajos en otras calles de Quito: El jueves 5 de junio, los obreros se trasladarán hasta la av. Pedro Vicente Maldonado desde la av. Morán Valverde hasta La Cocha. El viernes 6 de junio se trabajará en la calle Valle Del Cenepa (s47), desde la Camilo Orellana hasta Turubamba, y en la Germánico Jarrín.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)