31 de enero de 2017 09:05

Obama rompe el silencio: 'Los valores americanos están en juego'

Obama se convertirá pasado el mediodía de este 20 de enero del 2017, en expresidente de Estados Unidos. Foto: EFE

Obama elevó la voz solo diez días después de dejar el cargo para apoyar decididamente las protestas contra su sucesor. Foto: archivo EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 1
Indiferente 8
Sorprendido 2
Contento 36
Agencia DPA

Barack Obama dejó la Casa Blanca con la promesa de no intervenir en el debate político estadounidense, pero citó tres excepciones: que su sucesor silencie a la prensa, que expulse a los jóvenes sin papeles que llegaron de niños a Estados Unidos o que discrimine a las minorías.

Ayer, 30 de enero del 2017, rompió su silencio. El veto temporal de entrada a Estados Unidos que Donald Trump impuso el viernes a los refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana se encuentra para Obama dentro de la tercera excepción.

El expresidente elevó la voz solo diez días después de dejar el cargo para apoyar decididamente las protestas que están teniendo lugar en aeropuertos y otros lugares contra el nuevo mandatario. "El presidente Obama está reconfortado por el nivel de compromiso en el país", dijo su portavoz, Kevin Lewis.

"Ciudadanos ejerciendo su derecho constitucional a manifestarse, organizarse y hacer que los cargos electos oigan sus voces es lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en juego", proclamó en un comunicado.

El vocero del expresidente recordó que en su último discurso, Obama aludió al importante papel de los ciudadanos y a cómo todos los estadounidenses tienen la responsabilidad de ser guardianes de la democracia.

La irrupción de Obama en la arena política llega después de un fin de semana en el que decenas de miles de personas protestaron en aeropuertos del país y en grandes ciudades, entre ellos Washington y Nueva York, contra Trump por vetar la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de Siria, Irán, Iraq, Sudán, Somalia, Libia y Yemen.

"El presidente fundamentalmente discrepaen la noción de discriminar a personas por su fe o religión", indicó el portavoz de Obama. Las de este fin de semana no son las primeras protestas contra Trump. Solo un día después de que jurara el cargo a los pies del Capitolio, más de medio millón de personas recorrió el centro de Washington para levantar la voz contra el nuevo mandatario en una marcha que tuvo réplicas en otras ciudades de dentro y fuera del país.

Obama se puso a la cabeza de destacados miembros del Partido Demócrata que estos días están criticando, protestando e intentando revertir la decisión de Trump, que la Casa Blanca sigue defendiendo como una medida para combatir el terrorismo y enmarca en la estela de la política exterior de Obama.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (6)