21 de January de 2010 00:00

Obama quiere limitar actividades de riesgo de los bancos de EE.UU.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Washington, DPA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quiere limitar las actividades de riesgo de los grandes bancos norteamericanos, así como la propia dimensión de las entidades, según informan hoy los principales diarios estadounidenses.

El objetivo de la medida es reducir las posibles pérdidas por inversiones de alto riesgo, así como evitar que los bancos pongan en peligro la economía nacional debido a su gran tamaño, informan por ejemplo "The New York Times" y "The Wall Street Journal".

Según las informaciones, la Casa Blanca apunta sobre todo al sector de la banca de inversión, que aportó primero ganancias astronómicas a las entidades con negocios de alto riesgo, para después ser uno de los principales causantes de la crisis financiera.

Las nuevas medidas obligarían a los bancos a separar de forma más clara el sector de inversiones del resto de actividades financieras. No se dieron más detalles al respecto.

Con el paso, Obama seguiría por primera vez la línea de su asesor Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal (Fed). Con su política financiera Volcker contribuyó a combatir la fuerte inflación de los años 80 en Estados Unidos.

Según los medios norteamericanos, el gobierno quiere colaborar de forma estrecha con el Congreso para incluir las previstas medidas restrictivas en la nueva legislación sobre la regulación de los mercados financieros.

Obama dará a conocer detalles previsiblemente en el transcurso del día. En los últimos días, el presidente ha intervenido varias veces en las negociaciones para la regulación del sector bancario.

La semana pasado, Obama propuso un impuesto extraordinario para los grandes bancos, con el que se puedan cubrir los costos de los programas de rescate del gobierno durante la crisis financiera.

La propuesta prevé la devolución de unos 117 000 millones de dólares (24 500 millones de euros) por parte de las principales entidades financieras de Wall Street. El posible impuesto bancario tiene que ser aún aprobado por el Parlamento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)