10 de December de 2009 00:00

Obama defiende guerras justas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Oslo, Reuters

Estados Unidos debe mantener los estándares morales cuando lleva adelante guerras que son necesarias y justificadas, dijo hoy el presidente Barack Obama al aceptar el premio Nobel de la Paz.

En un discurso durante la ceremonia de entrega en Oslo, Obama indicó que el conflicto violento no será erradicado "durante nuestras vidas" y habrá momentos en que naciones necesitarán luchar guerras justas y que él no permanecerá de brazos cruzados frente a amenazas al pueblo estadounidense.

"Donde la fuerza es necesaria, tenemos un interés moral y estratégico de vincularnos a ciertas reglas de conducta. E incluso mientras nos enfrentamos a un adversario despiadado que no se guía por reglas, creo que Estados Unidos debe permanecer comprometido con esa conducta", expresó.

Nueve días después de ordenar el envío de 30 000 soldados adicionales a Afganistán para terminar con el impulso talibán, Obama reconoció la polémica por críticas que indican que es incorrecto y prematuro entregar el Nobel a un presidente que aún está en su primer año de mandato e intensificando una gran guerra. Obama dijo que el respeto de Estados Unidos a estándares morales, incluso durante la guerra, es lo que lo diferencia de sus enemigos.

"Esa es una fuente de nuestra fortaleza. Por eso prohibí la tortura. Por eso ordené el cierre de la prisión en Guantánamo. Y es por eso que he reafirmado el compromiso de Estados Unidos de atenerse a la Convención de Ginebra", señaló. Al prometer el cierre de la prisión de Bahía de Guantánamo, en Cuba, para extranjeros sospechosos de terrorismo y gestionar el ingreso de reclusos para ser juzgados en territorio estadounidense, Obama ha intentado recuperar la deteriorada imagen moral de su país.

"Nos perdemos cuando comprometemos los mismos ideales que luchamos por defender. Y honramos tales ideales al mantenerlos no solo cuando es fácil, sino que cuando es difícil", explicó.

Obama, quien reconoció "una desconfianza reflexiva sobre Estados Unidos, la única superpotencia militar del mundo", indicó que el país no puede actuar sin ayuda para enfrentar desafíos globales en Afganistán, Somalia y otras regiones con problemas.

El líder también destacó que es necesario ser estricto mientras se buscan alternativas para mantener las condiciones aceptadas mundialmente. "Aquellos regímenes que rompen las reglas deben ser responsabilizados.

Las sanciones deben demandar un precio real", puntualizó haciendo referencia al arsenal nuclear norcoreano y a las sospechas de las potencias occidentales de que Irán también estaría buscando desarrollar armamento atómico.

En cuanto a Afganistán, en declaraciones realizadas en Noruega antes de recoger el premio, reafirmó que las tropas estadounidenses empezarían a trasladar la responsabilidad de la seguridad afgana a las fuerzas locales en julio del 2011, pero dijo que no habría una "reducción precipitada".

La escalada del esfuerzo de guerra allí y el hecho de que Obama no haya logrado grandes avances en otras prioridades importantes como la paz en Oriente Medio, relanzaron las críticas a lo prematuro del galardón.

"No tengo dudas de que hay otros que pueden merecerlo más. Mi tarea aquí es seguir el camino que creo que es importante no sólo para Estados Unidos, sino importante para una paz duradera en el mundo", dijo en respuesta a la pregunta sobre cómo planeaba utilizar la distinción para avanzar en sus objetivos.

Obama es el tercer mandatario estadounidense en el cargo en ganar el premio, después de Theodore Roosevelt y Woodrow Wilson. Jimmy Carter fue honrado con él dos décadas después de abandonar la presidencia.

Otros destacados laureados con el Nobel de la Paz incluyen a Nelson Mandela, Martin Luther King Jr. y la Madre Teresa. Algunos sondeos muestran que aunque muchos estadounidenses están orgullosos de que Obama reciba el galardón, una mayoría piensa que es inmerecido.

Los estadounidenses siguen preocupados por la economía, lo que ha llevado a los índices de aprobación de Obama a caer a menos del 50 por ciento y podría afectar a su Partido Demócrata en las elecciones al Congreso del próximo año.

Muchas personas recibieron con sorpresa, incluyendo algunas de la Casa Blanca, el anuncio del premio para Obama, que le fue otorgado por "sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos", citando su impulso por el desarme nuclear.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)