27 de julio de 2016 17:33

Barack Obama refuerza campaña de Hillary Clinton mientras crece enfrentamiento con Donald Trump

Foto: AFP

En declaraciones a la cadena NBC, Obama alertó que los demócratas deben mantenerse atentos hasta que todos los votos sean contados. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Agencia AFP

El presidente estadounidense Barack Obama apuntalará este 27 de juliola candidatura de Hillary Clinton ante el Comité Nacional demócrata, en una jornada marcada por un fuerte aumento de tono en el enfrentamiento con el aspirante republicano Donald Trump.

Obama ocupará el escenario en el Wells Fargo Center de Filadelfia para pedir votos para Clinton, quien inicialmente fue su adversaria dentro del partido y posteriormente su Secretaria de Estado.

Aunque Obama reemplazó a Clinton al frente de su aparato diplomático para su segundo mandato, en el proceso interno para las elecciones de este año no dejó dudas de su apoyo, a pesar de mantener una formal neutralidad en la disputa.

Obama, el primer negro en llegar a la presidencia de Estados Unidos, podrá dar un testimonio privilegiado sobre las virtudes de su exsecretaria de Estado para ocupar el cargo más importante en el país.

Sin embargo, la jornada fue marcada por una nueva escalada en el tono de la oratoria en la campaña, ya que Trump se tornó el centro de una nueva y espectacular polémica.

Trump roba la escena

Fiel a su estilo, Trump utilizó el 27 de julio una incendiaria conferencia de prensa para atacar a la convención demócrata y la eventual participación de Obama en ella, y aún tuvo tiempo para pedir a Rusia que espíe las pasadas comunicaciones electrónicas de Clinton.

Para Trump, Obama es simplemente un “desastre” y no dudó en calificarlo como “el presidente más ignorante de toda nuestra historia”.

El candidato republicano descartó de plano que su campaña guarde cualquier relación con el supuesto acto de piratería de los correos electrónicos del Comité Nacional del partido Demócrata del cual se acusa a Rusia, y cuya divulgación desató un escándalo político de proporciones.

Sin embargo, Trump sugirió que Rusia ayude a encontrar los casi 30 000 correos electrónicos que Clinton dice haber borrado de los servidores privados que mantenía en su casa cuando era Secretaria de Estado.

“Rusia, si están escuchando esto, espero que sean capaces de encontrar los 30 000 correos que están faltando”, dijo Trump en una conferencia de prensa.

De inmediato, un alto asesor de Clinton, Jack Sullivan, acusó a la campaña de Trump de fomentar el espionaje por parte de un país extranjero contra un adversario político.

“Debe ser la primera vez que un candidato presidencial activamente impulsa a una potencia extranjera a conducir espionaje contra su oponente político”, dijo Sullivan, para añadir que el caso “pasó de ser un asunto curioso, a una cuestión política, a una cuestión de seguridad nacional”.

Por su parte, uno de los voceros de la campaña de Clinton, Brian Fallon, dijo que “es seguramente inédito en la historia de la política estadounidense ver al candidato presidencial de un gran partido utilizar este tipo de retórica”.

De acuerdo con Fallon, este hecho es solo el “más reciente ejemplo de que Trump es un irresponsable, es peligroso y no está preparado para ser presidente”.

Obama y un apoyo fundamental 

De acuerdo con voceros de la Casa Blanca, Obama ha estado trabajando en su discurso desde hace “varias semanas”, en expresión de la importancia que le brinda a la ocasión.

Este 27 de julio , Eric Schultz, un vocero de la Casa Blanca, dijo que Obama pretende “concentrarse en cómo la secretaria Clinton tiene los criterios, la mano firme y el intelecto para sustituirlo en el Salón Oval”.

Fue precisamente en un discurso consagrador durante la convención del partido en 2004 lo que hizo despegar la carrera de Obama, quien cuatro años más tarde fue proclamado candidato presidencial, luego venció las elecciones y fue reelegido para completar ocho años de una histórica gestión.

Se tratará, además, de una oportunidad para que Obama utilice todo el peso de su popularidad para lograr la unidad del partido detrás de la candidatura de Clinton.

En este sentido, ese esfuerzo de Obama por la unidad partidaria sería una contribución esencial en lo que le resta de mandato.

Desde la Casa Blanca, y en función de su investidura, Obama se empeñó en ayudar a la campaña de Clinton de una manera indirecta, criticando a Trump.

En declaraciones a la cadena NBC, Obama alertó que los demócratas deben mantenerse atentos hasta que todos los votos sean contados, y presten atención a la amenaza que representa la abstención de votar.

“Mi consejo a los demócratas -y no tengo que darle este consejo a Hillary Clinton porque ella lo sabe bien- es que se mantengan preocupados hasta que todos los votos estén depositados y contados, porque uno de los peligros en una elección es esa gente que no toma el desafío seriamente, que se queda en casa y terminamos obteniendo otra cosa”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)