6 de January de 2010 00:00

Obama analizó la seguridad aérea

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Washington. AFP y Reuters

El presidente Barack Obama debatió ayer con miembros del servicio de Inteligencia las fallas en seguridad que permitieron el atentado frustrado del 25 de diciembre. Mientras tanto,  la Embajada de Estados Unidos se  reabrió en Yemen, país donde Al Qaeda  reivindicó los  ataques.

 Este atentado frustrado a bordo de un vuelo entre Amsterdam y Detroit llevó la atención hacia Yemen, origen de varias amenazas de Al Qaeda, lo que provocó el cierre temporal de varias embajadas.  Estados Unidos reabrió ayer su sede diplomática en ese país y elogió la acción de las fuerzas de seguridad yemeníes. Estas tropas, desde el domingo, mataron o detuvieron a varios presuntos miembros de esa red islámica.

El personal de la embajada británica en la capital yemení, Saná, reintegró la misión. Sin embargo, siguió cerrada al público. También la Embajada francesa permaneció cerrada, mientras  otras representaciones diplomáticas limitaban el acceso a sus locales.

Por otro lado, Estados Unidos seguía reforzando la seguridad en aviones hacia su territorio y revisando las listas con miles de nombres de personas vigiladas o que tienen prohibido volar allí.

Al Qaeda  reivindicó el atentado frustrado el 25 de diciembre en un avión estadounidense cuyo autor, Umar Faruk Abdulmutallab, un nigeriano de 23 años, había estado antes en Yemen.

Estados Unidos y el Reino Unido anunciaron su intención de ayudar a Yemen a reforzar sus capacidades antiterroristas. “El Gobierno estadounidense agradece a Yemen por sus esfuerzos destinados a desorganizar las redes de Al Qaeda en la Península Arábiga y reafirma que continuará apoyando dichos esfuerzos”, anunció  la Embajada estadounidense en Yemen. Subrayó, no obstante, que “las amenazas de ataques terroristas contra intereses estadounidenses permanecen elevadas”.

Poco antes, el Ministerio yemenita del Interior había anunciado el arresto de cinco ‘terroristas’ y había  afirmado que podía garantizar la seguridad de los extranjeros en todo su territorio.
El ministro de Justicia nigeriano, Michael Aondoaaka, anunció    que Nigeria no es un país terrorista”, ante las medidas de EE.UU.

Obama, quien había denunciado, luego del atentado fallido, carencias de seguridad ‘inaceptables’, hizo  ayer   un balance de la investigación con responsables de los servicios de Inteligencia y con  miembros de su Gobierno.

Un día antes del encuentro, el máximo jefe militar de Inteligencia estadounidense en Afganistán condenó el funcionamiento de la Inteligencia en ese país. Advirtió  que la ignorancia y la  carencia de información de esta podría impedir que prospere la guerra contra los insurgentes.

Al Qaeda retornó por brotes   

Al Qaeda recobró su amenazador perfil en Occidente con un fallido ataque masivo, apuntalando su tambaleante credibilidad entre los admiradores impacientes por otro ataque como el brutal del 11 de septiembre del 2001.

Casi cinco años después de su última masacre en Occidente, el frustrado intento de derribar un avión que volaba rumbo a Detroit el día de Navidad muestra que el grupo se recupera. Al Qaeda aún es capaz de persuadir a jóvenes militantes a inmolarse en una campaña contra Occidente.

Urdido por miembros de Al Qaeda en Yemen, el ataque también demuestra la amenaza para Occidente de los centros globalmente dispersos que Osama bin Laden fomentó, cuando aumentó la presión sobre sus bastiones en   Afganistán y Pakistán.

Expertos llegaron a una conclusión similar tras un ataque perpetrado el 1 de enero en Dinamarca. Allí un somalí armado con un hacha y supuestamente vinculado a Al Qaeda entró en la vivienda de un caricaturista, cuyos dibujos del profeta Mahoma  causaron  indignación entre los musulmanes.

El somalí fue herido por disparos de la Policía. “Al Qaeda ha vuelto”, dijo Peter Neumann, del Centro para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política en Londres. “Puede parecer diferente del Al Qaeda del 2001 y otro ataque como el del 11 de septiembre aún parece descabellado, pero Detroit y ahora Dinamarca muestran que la amenaza no desapareció. Se está volviendo más diversa. Ya no son sólo las áreas tribales en Pakistán las que preocupan, sino un montón de sitios  en todo el mundo.  Y Al Qaeda   se adjudica  todos”, añadió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)