3 de July de 2009 00:00

‘Ob-la-di, ob-la-da’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Pablo Ortiz García

Si se escribe algo del desagrado del Presidente de la República, la libertad de expresión y el derecho constitucional de los ciudadanos a ser informados, corren serios peligros.

Su ánimo se enciende, y una manera de apagarlo es subiendo a un escenario no solo para “regalarnos” sus discursos, en los que ataca a quienes disienten de sus ideas, sino también para demostrar sus dotes de cantante.

Esto me recordó algunos de los títulos de las composiciones del mejor grupo musical del siglo XX, The Beatles, aplicables a lo que vivimos.  Uno de los éxitos en la década de los sesenta fue Baby you are a rich man, y no sé por qué me acordé del hermano mayor del Presidente, quien se autocalificó de “pelucón light”.

Como consecuencia de lo que ocurre con los hermanitos Correa, el de las cadenas sabatinas salió en defensa de su sangre, y ‘vuelta’ me vinieron a la memoria las canciones Help, que le oxigena al contratista del Estado para obtener otros Ticket to ride Across the universe. Me imagino que ‘los Brothers’ tararean la música, también del grupo inglés, All things must pass y Not guilty.

Con la canción Lucy in the Sky with Diamonds, recordé a la Ministra de Finanzas, quien muy alucinada informó al pueblo el ahorro por la recompra de bonos de deuda ilegítima, según términos empleados por las autoridades gubernamentales. ¿No será un espejismo que, más adelante, cuando recurramos a los mercados internacionales por fondos, nos caerá un molón por no haber honrado la deuda? Nos dirán, en letra de The Beatles, You never give me your money, y nosotros tendremos que Twist and shout y Cry, baby, cry.

Otro clásico de la música compuesto por los cuatro de Liverpool fue Do you want to know a secret, y por extrañas coincidencias pensé en los “patiñovideos”, que con el muy buen aparato de espionaje y filmación del Gobierno, quedaron en el olvido.

Los funcionarios del Ejecutivo jamás Can work it out, porque son de aquellos que desean estar Back in the USSR. Muchos ecuatorianos recuerdan Yesterday, porque ahora, sí, “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

Me vinieron a la memoria las canciones Revolution, Misery, Tomorrow never knows, Majesty, The long and winding road, The fool on the hill (sin alusiones a ninguno de sus cercanos colaboradores presidenciales).

En fin, en este punto el pueblo está cansándose de lo que vive, de las explicaciones inexplicables sobre ‘el’ hermano, por lo que no queda más que estar All together now. El común de los mortales también estará diciendo Don’t bother me.

Sería bueno que no vea la paja en el ojo ajeno, sino aprecie la viga en el propio. Something está ocurriendo, y Every little thing molesta a una ciudadanía que ya soportó bastante en este período presidencial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)