5 de julio de 2015 15:09

Hasta la Nunciatura Apostólica llegan fieles nacionales e internacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 9
Desiree Yepez

Eran las 10:00 del 5 de julio, cuando Beatriz Vinueza y un grupo de 50 personas se instalaron en la av. 6 de Diciembre a esperar el arribo del Papa a la Nunciatura Apostólica, previsto para las 18:00. Hasta ese momento el acceso peatonal estaba restringido, pero Monseñor Danilo Echeverría, obispo auxiliar de Quito, facilitó el ingreso de los fieles a los exteriores de donde se alojará el Sumo Pontífice hasta el 8 de julio.

Desde ese momento, a la avenida Orellana llegan decenas de creyentes con un único objetivo: saludar al papa Francisco. Niños, hombres, mujeres, ancianos, personas con discapacidad cantan, rezan mientras pasan las horas.

Ese es el caso de Carlos Díaz, quien llegó este sábado 4 de julio desde Ibarra exclusicamente para saludar a Su Santidad. Por su parte, Tania Burgos aprovechó la gratuidad de la Ecovía para movilizarse desde la Pio XII, en el sur de la ciudad, para llegar hasta la Nunciatura y esperar cuanto sea necesario para recibir la bendición del máximo líder de la Iglesia Católica.

A la avenida Orellana llegan decenas de creyentes para saludar al papa Francisco. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

Los fieles apostados en las afueras de la Nunciatura Apostólica llegan, incluso, desde el extranjero. La española Silvia Micó viajó desde Costa Rica junto a un grupo de jóvenes para disfrutar de la visita del Santo Padre en Ecuador. Ella, junto a la delegación católica que acompaña, asistirá a la misa campal que ofrecerá el Papa en el Parque Bicentenario.

María Dolores Chacón vino a Quito desde Miami, EE.UU. Hizo que su período de vacaciones coincida con la visita papal para aprovechar la oportunidad de ver a Francisco. En Quito la acompaña su hermana, Elita Chacón, quien viajó desde Guayaquil para permanecer en la capital durante la estancia del Sumo Pontífice.

Ao las 14:10, un grupo de 150 voluntarios religiosos, atravesó la avenida 6 de Diciembre en dirección a la Nunciatura. Mientras incrementa la llegada de fieles, las ventas ambulantes se desarrollan en los alrededores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)