6 de abril de 2017 00:00

El nuevo Gobierno deberá plantear una proforma hasta fines de agosto

Foto: Flickr Asamblea Nacional del Ecuador

La Constitución establece que la Función Ejecutiva presentará a la Asamblea Nacional la proforma presupuestaria anual y la programación presupuestaria cuatrianual, durante los primeros 90 días de su gestión. Foto Archivo: Flickr Asamblea Nacional del Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Sebastián Angulo
y Mónica Orozco (I)

Hasta fines de agosto de este 2017, el nuevo Presidente de la República deberá plantear una proforma pensada para lo que queda del 2017.

La Constitución establece que la Función Ejecutiva presentará a la Asamblea Nacional la proforma presupuestaria anual y la programación presupuestaria cuatrianual, durante los primeros 90 días de su gestión. Es decir, hasta fines de agosto próximo.

La Asamblea aprobará u observará, en máximo 30 días, ese documento. Mientras esos plazos se cumplen, rige el Presupuesto aprobado para el año pasado, que asciende a USD
29 835 millones, según lo establece la Carta Magna.

El reto para el nuevo equipo económico será conseguir los recursos necesarios para cubrir el déficit fiscal y los pagos de intereses y amortizaciones de deuda en este año.

Durante el 2016, los ingresos no fueron suficientes para cubrir los gastos del Estado y se registró déficit. Inicialmente, el Fisco proyectó esta cifra en USD 2 467 millones. Pero al final del año, las necesidades crecieron y el déficit fue de 6 082 millones, según datos del Ministerio de Finanzas.

Para este año se calcula una cifra similar o incluso mayor, dado que el precio del crudo aún no se recupera del todo en el mercado internacional y hay una lenta recuperación de la recaudación tributaria.

Entre las obligaciones por cubrir este año también están las ventas anticipadas, pese a que el Gobierno ofreció dejar canceladas estas operaciones.

El año pasado, la proforma se elaboró con una proyección del precio de crudo de USD 35 por barril. Aunque en enero de ese año el petróleo ecuatoriano se vendió por encima de esa estimación (USD 44 por barril), eso no ha sido sufi­ciente para cubrir los gastos del Fisco, que recurrió ese mes a la colocación de bonos.

En el caso de los ingresos tributarios, en este año el Gobierno estima superar en 4% la meta del 2016. Además, sostiene que la recaudación tributaria se recuperó en enero y febrero, apuntalada en el impuesto al valor agregado (IVA).

No obstante, para Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal de Grupo Spurrier, que ayer, miércoles 5 de abril de 2017, dictó la charla: Nuevo Gobierno lo que nos espera, si bien la recaudación de impuestos se ha estabilizado, todavía es muy pronto para hablar de una recuperación.

“Los datos del Servicio de Rentas Internas para enero y febrero insinúan que las recaudaciones tributarias se mantienen estables”.

Para cubrir la brecha fiscal, el Gobierno ha señalado que requiere de USD 11 600 millones -tanto de deuda interna como externa- en el 2017, según informó el propio Ministerio de Finanzas a inversionistas, en el suplemento de las Notas de los bonos 2026, de diciembre del año pasado.

Conseguir los recursos en medio de una tendencia de bajos precios del crudo puede ser un verdadero desafío para un país como Ecuador, cuyo presupuesto y exportaciones dependen de esos ingresos. Eso se ha reflejado en las altas tasas de interés que debe cancelar el país en el mercado internacional, entre el 9,1 y 10,75%.

Los recursos pueden conseguirse en el mercado internacional, pero a un alto costo, dijo Walter Spurrier, director de Análisis Semanal y quien también participó en la charla sobre el escenario del próximo gobierno. Una opción para el país es acercarse al Fondo Monetario Internacional, que ofrece crédito a menores tasas. De no haber ese acercamiento con, la opción es reestructurar los plazos con los acreedores, especialmente con China, aunque a mayores tasas de interés, indicó el experto.

Hasta ahora el Fisco ha conseguido USD 1 303 millones en financiamiento externo. El presidente Rafael Correa dijo hace ocho días que el siguiente Gobierno contará con USD 1 000 millones de un nuevo préstamo con China, pero no serán recursos de libre disponibilidad.

El Ministerio de Finanzas anunció ayer que ya se encuentra negociando el primer tramo de ese crédito por USD 440 millones, a una tasa del 2% y 20 años de plazo. Correa aclaró que su equipo dejará negociado el listado de proyectos a financiarse con esos recursos.

El dinero servirá para terminar los procesos de derrocamientos de viviendas y otras obras en Manabí y en Esmeraldas, afectadas por el terremoto.

El Régimen también ha recurrido a préstamos de liquidez del Banco Central, que en el primer trimestre ya alcanzan los USD 1 500 millones.

Para Jaime Carrera, director del Observatorio de Política Fiscal, el nuevo presupuesto se deberá ajustar a la nueva realidad. Se deberán transparentar datos de preventas y las deudas con las empresas petroleras. “Tendrán que hacer un nuevo presupuesto austero, realista, con un recorte importante del gasto”.

Deuda con las petroleras
Las deudas con las empresas petroleras ascienden a USD
5 000 millones, según proyecciones de Grupo Spurrier. Según Walter Spurrier, entre las petroleras están Schlumberger, a la cual se le deben USD 1 100 millones, y Halliburton. Esta última declinó comentar el tema. Spurrier consideró que estas deudas se pagarán en el mediano o largo plazos.

Este Diario solicitó infor­mación sobre la deuda a proveedores petroleros y a los ministerios de Hidrocarburos y de Finanzas. El primero dijo estar procesando el pedido y el segundo señaló que “sobre los temas relacionados con el sector petrolero, es necesario comentar que esos recursos no forman parte del Presupuesto”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)