15 de January de 2010 00:00

La nueva directiva de la Feine está molesta con el Régimen

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política

Aunque en su discurso evitó pronunciar la palabra “distancia”, Manuel Chugchilán, nuevo presidente del Consejo   de Pueblos y Nacionalidades Indígenas Evangélicas del Ecuador (Feine), fue   severo  con el actual  Gobierno.

En sus frases reflejó un tono de indignación  respecto al  trato que ha recibido el movimiento indígena por parte del  presidente Rafael Correa. “No debemos vivir de los gobiernos de turno. Ahora nos invitan a Carondelet, dizque a dialogar,  pero resulta que no   toman en cuenta nuestros criterios en temas  trascendentales. Llamo a todos a ser firmes y a no dejarse convencer por falsas promesas”.

Lo dijo con el puño derecho en alto frente al podio principal en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura, ayer  al mediodía. Ese fue el último punto de la agenda en el acto de posesión de la nueva directiva nacional de la Feine. Esta  organización indígena  agrupa  a 2 500 comunidades del país.

La Feine fue uno de los bastiones  del Primer Mandatario durante los procesos electorales de 2007 y 2008. De hecho, apoyaron la conformación de la Asamblea Nacional, la nueva Constitución  y  la candidatura de Correa.

Ahora,  la coyuntura parece distanciarlos pese a que  no se lo dice directamente. “Este Gobierno es autoritario y debemos decirlo con firmeza.  Estamos preocupados por la actitud que se tomó con la radio shuar La Voz de Arutam. ¿Qué  pasará si algún rato quiere cerrar algunas de las 10 radios comunitarias que poseemos?”. 

Así, la ceremonia estuvo cargada de  discursos. Las ovaciones no se hicieron esperar cuando Marco Murillo, presidente de la Feine saliente y actual asambleísta,   se dirigió a los más de 300 campesinos e indígenas presentes. “Hay que dialogar con otras organizaciones, hagamos un solo puño, divididos no vamos a conseguir nada para los pueblos”. El auditorio irrumpió en aplausos.

Sin embargo, las tensiones con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) siguen latentes. Sobre todo, por el llamado a movilizaciones que es una actitud que los agremiados en la Feine no comparten.  No obstante, el nuevo presidente de esta organización, no descarta plegarse a marchas si el Gobierno no cumple con los ofrecimientos    realizados.  “Estaremos vigilantes en hacer valer nuestros derechos”, dijo.

Pese a las críticas, en la cita estuvo Ángel Medina, presidente del Consejo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos del Ecuador (Codenpe).

El Gobierno, por ahora, cuenta con   el apoyo  político  de la Fenocin, la cual  se hará presente mañana en Ambato para apoyar el proyecto de A. País.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)