13 de febrero de 2017 18:54

Más operaciones con notas de crédito del Servicio de Rentas Internas 

Vicente costales/ elcomercio En Santamaría y Asociados se realizan asesorías tributarias a los contribuyentes.

En Santamaría y Asociados se realizan asesorías tributarias a los contribuyentes. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Valeria Heredia

Las negociaciones de notas de crédito entregadas por el Servicio de Rentas Internas (SRI) crecieron en el 2016. 

El contribuyente (personas naturales o empresas) puede recibir la devolución de sus impuestos en efectivo o en papeles a través de las llamadas notas de crédito desmaterializadas emitidas por el SRI. Este último es un documento electrónico por el valor adeudado.

Para hacer efectivo este papel el interesado debe ir a la bolsa y negociarlo con un castigo promedio del 1,6%. A esto se suman otros costos por asesoría tributaria, con lo cual el descuento puede alcanzar hasta un 4%, en promedio.

Las transacciones en la bolsa de valores de estos títulos crecieron ocho veces el año pasado, al pasar de 808 negociaciones, en el 2015, a6 959, en el 2016, según cifras proporcionadas por la Bolsa de Valores de Quito (BVQ).

Los montos negociados también crecieron de USD 155,4 millones registrados en el 2015 a 258,4 millones transados el año pasado; es decir, hubo un crecimiento del 66%.

Pese a que estos documentos se negocian con descuento en el mercado de valores, el incremento se explica, según Paul McEvoy, gerente de la BVQ, por la compleja situación económica del año pasado.

El contribuyente buscó obtener liquidez en un menor tiempo, en momentos en que la caja fiscal no estaba entregando los recursos para la devolución de tributos con la misma rapidez que años anteriores.

McEvoy explicó que una nota de crédito del SRI de USD 10 000 puede ser negociada en cerca de USD 9 600, aunque todo depende del mercado.

Fabián Rosales negoció una nota de crédito que le entregó el SRI por devolución de impuesto a la renta en la Bolsa de Valores de Quito la semana anterior. El valor nominal del papel era de USD 451,11.

Luego de la transacción en el mercado de valores obtuvo USD 381,11 en efectivo. Rosales optó por este mecanismo porque la entrega del valor por sus impuestos del 2015 se demoró unos ocho meses. “Supe de las notas de crédito y su negociación porque el SRI me envió un instructivo con los pasos que se debe seguir”.

Pero hay contribuyentes que prefieren esperar la devolución de su dinero en efectivo. María Mayorga, quien trabaja en la universidad Uniandes, en Ambato, realiza sus declaraciones de forma anual y, también, solicita la devolución de sus impuestos.

El monto que le adeudan alcanza los USD 2 000, comenta esta trabajadora ambateña, quien conoce sobre las notas de crédito por su contadora.

Para Mayorga, no es la mejor opción, porque “se vende a pérdida”. Por lo pronto, asegura, la devolución del monto indicado está en trámite en la entidad tributaria y esperará hasta que le depositen en efectivo.

El proceso para negociar las notas de crédito no es complicado. La persona debe contactarse con una casa de valores para buscar asesoría. El funcionario de esta entidad se pondrá en contacto cuando haya negociado el papel.

“Es un proceso fácil para las personas naturales, que no demanda tiempo”, según comentó Marcelo Delgado, oficial comercial de la Bolsa.

Para las empresas, estos papeles también resultaron atractivos. Una buena parte de empresas compraron notas de crédito el año pasado para pagar tributos en el SRI como el impuesto a la renta (IR), sostuvo Denisse Rhon, directora Comercial de la Bolsa
de Valores.


Las compañías pueden comprar estos documentos con descuento para luego pagar sus impuestos al 100% del valor nominal, explicó Delgado

Por ejemplo, un papel de USD 1 000 se compra en USD 960 en el mercado y luego se puede utilizar para pagar impuestos por su valor nominal, es decir, USD 1 000.

Lo anterior significa que las compañías grandes ahorraron en gastos tributarios.

La ganancia de las empresas es alta porque si se multiplica para transacciones millonarias que mueven las empresas grandes el ahorro es importante, señaló McEvoy.

Las empresas que vendieron los papeles, en cambio, lograron obtener liquidez rápidamente.

En enero del 2016 Diego Cárdenas, quien trabaja en Contadores y Asociados, hizo el trámite para una empresa.

La firma utilizó una nota de crédito para compensar impuestos que tenía que pagar como el impuesto al valor agregado, retención a la fuente y otros tributos.

Hasta enero del 2017, el dinamismo en la negociación de estos papeles del SRI se mantuvo. Según datos de la BVQ, en el mercado bursátil se hicieron 1 224 transacciones con un valor de USD 21 millones.

Este Diario pidió al SRI desde el pasado 31 de enero cifras de devolución de impuestos, entrega de las notas de crédito y las razones del incremento de las negociaciones de estos papeles. La entidad ofreció dar una respuesta esta semana.

Esta semana la entidad tributaria publicará el detalle de la recaudación tributaria del mes de enero.

El Gobierno adelantó hace unos días que el cobro de impuestos subió un 12% en enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)