31 de agosto de 2017 22:00

Noroeste de México se prepara para el embate de tormenta tropical Lidia

La tormenta Lidia, que se formó este miércoles en el Pacífico mexicano, tocará tierra en la península de Baja California y la atravesará de sur a norte. Foto: EFE

La tormenta Lidia, que se formó este miércoles en el Pacífico mexicano, tocará tierra en la península de Baja California y la atravesará de sur a norte. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La turística península de Baja California Sur, en el noroeste de México, se preparaba la noche del jueves, 31 de agosto del 2017, para la embestida de la tormenta tropical Lidia, mientras que la capital mexicana sufre fuertes lluvias que le provocaron un inédito socavón.

Hacia las 00:00 GMT, el fenómeno meteorológico se encontraba a 40 km al suroeste del balneario Cabo San Lucas -favorito de muchos estadounidenses y canadienses para vacacionar- y se desplazaba a 13 km/h con vientos sostenidos de 100 km/h y rachas de hasta 120 km/h, indica un reporte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

La Marina Armada desplegó soldados y vehículos a Baja California Sur “para llevar a cabo tareas de evacuación y salvaguardar la vida humana”, indicó la institución castrense en un comunicado.

En tanto, las autoridades de Baja California Sur decidieron cerrar los tres aeropuertos internacionales del estado, luego de que sólo en la terminal aérea de Los Cabos se cancelaron 81 vuelos.

Según las autoridades, varios albergues ya se encuentran funcionando, dando abrigo a unas 1 000 en La Paz, capital de Baja California Sur, y otras 3 000 en Los Cabos.

También se registraron cortes carreteros en la zona rural de Los Cabos y La Paz, así como cortes de energía eléctrica en algunas colonias populares de esas ciudades.

Según el SMN, se esperan tormentas mayores en el noroeste del país y las fuertes lluvias continuarán en la franja central.

Así, en Ciudad de México se formó un inédito socavón de al menos siete metros de profundidad y diez de diámetro, que dejó expuestos tubos de drenaje e instalaciones eléctricas.

Hasta el momento no se reportan víctimas o heridos.

El hundimiento se registró por la mañana a unos pasos del Paseo de la Reforma, una de las avenidas más emblemáticas de la megaurbe y frecuentada por numerosos turistas.

Elementos de Protección Civil acordonaron la zona donde se abrió el socavón y cerraron la circulación al tránsito vehicular.

“Vivimos en una ciudad que fue un lago y el subsuelo tiene características de permeabilidad muy diferentes”, dijo el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, al alertar que pueden presentarse fallas similares en otras zonas.

La capital mexicana está ubicada en una zona de lagos y ríos donde estaba localizada originalmente la antigua Tenochtitlan, la capital del imperio azteca.

Por ello, es susceptible a padecer inundaciones cuando se registran lluvias muy fuertes como ha ocurrido en los últimos días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)