22 de January de 2010 00:00

Norma sobre TV por cable limita a medios opositores en Venezuela

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Caracas, AFP

La nueva norma que define como nacionales a un grupo de televisoras por cable en Venezuela y las obliga a transmitir mensajes oficiales es otro golpe a la libertad de expresión por parte del gobierno de Hugo Chávez, pues buscaría “cercar cada vez más” a los medios de oposición, estimaron analistas.

El gobierno anunció el jueves que 24 canales de televisión por cable serán considerados nacionales, ya que al menos un 30% de su contenido es de producción venezolana y, por lo tanto, están sujetos a la ley que rige el sector. Entre ellos está el opositor RCTV, que en mayo de 2007 salió de la señal abierta cuando no le fue renovada la frecuencia que concede el Estado.

“Esto es un nuevo golpe a la libertad de expresión y de información. Es un elemento más para disminuir grados importantes de libertad, sobre todo ahora que se acerca una nueva campaña electoral”, declaró Marcelino Bisbal, profesor de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello.

“Poco a poco se nos va cercando cada vez más el campo mediático”, advirtió el académico.

La estación RCTV reaccionó en un comunicado afirmando que la nueva disposición es “inconstitucional, discriminatoria, injusta y arbitraria”. Este viernes, además, se interpuso un recurso judicial “para evitar este abuso de poder contra los suscriptores de la televisión por suscripción”, según declaró el consultor jurídico del canal, Oswaldo Quintana.

La docena de canales de la televisión abierta venezolana ya cumple con la Ley sobre Responsabilidad Social en Radio y Televisión, promulgada en 2004 por el gobierno de Chávez. Los 24 que se sumarán a partir de ahora, en tanto, son en su mayoría canales regionales.

“Las empresas por cable a contar de este momento están obligados a cumplir la ley de radio y televisión. No hay excusas”, apuntó Diosdado Cabello, director de Conatel, ente regulador de las telecomunicaciones.

La ley de 2004, criticada por la oposición, introdujo restricciones horarias para la programación y reguló los contenidos sexuales y violentos, con el objetivo de mejorar la calidad de la televisión local y abrir espacio a productores independientes.

Pero también estipuló que los medios deben sumarse a las transmisiones en cadena que ordena el gobierno para que algunas alocuciones o actos oficiales de Chávez sean emitidas por todas las radios y televisoras de las señales abiertas del país.

Las cadenas --muy frecuentes, pueden ocurrir varias veces por semana y durar horas -- son decretadas principalmente durante las tardes y noches, en los horarios de mayor audiencia.

La ley también establece sanciones que van desde multas al retiro de la concesión de frecuencia, así como restricciones al tiempo destinado a la publicidad.

“Esta ley está orientada a generar mecanismos de autocensura entre los medios y a cercar cada vez más a canales como RCTV, que son críticos a la gestión del gobierno”, apuntó Bisbal.

“La ley no ha mejorado la televisión en Venezuela. Esta ley es sólo un mecanismo para que el Estado aumente su poder; no para fortalecer la política pública sino la política gubernamental”, afirmó Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público.

“Cada vez será más pequeño el espacio de autonomía. ¿Dónde se dará ahora el debate político?”, se pregunta el analista, recordando que en septiembre el país enfrentará cruciales elecciones legislativas.

La salida del aire de RCTV en 2007 movilizó masivas protestas ciudadanas y fue un duro golpe político para Chávez, quien perdió un referendo para reformar la Constitución a fines de ese año. En julio pasado, 32 emisoras de radio fueron cerradas.

“Lo de RCTV y lo de ahora se trata de sincerar la situación de los medios. Es parte de la política de democratización de las comunicaciones”, aseguró la diputada Rosario Pacheco, presidenta de la subcomisión de medios en el Parlamento.

Y las críticas, asegura, “son parte de la campaña de desinformación y tergiversación de la que hace mano una vez más la oposición”.


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)