8 de marzo de 2016 00:00

Su presencia trasciende al nombre de las calles

Mediante una ordenanza municipal se definió que algunas calles de Ponciano Bajo y Quitumbe lleven nombres de mujeres.

Mediante una ordenanza municipal se definió que algunas calles de Ponciano Bajo y Quitumbe lleven nombres de mujeres. Fotos: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 7
Érika Guarachi

A 16 calles de Ponciano y Quitumbe se las bautizó con nombres de mujeres destacadas. Eso fue hace cuatro años. Hoy se plantea elaborar una lista con las mujeres cuya labor y trabajo es destacado y quizás no reconocido.

Para la elaboración de la nueva lista se prevé un proceso similar al anterior, el cual fue encabezado por la concejala Luisa Maldonado.

En este nuevo proceso se planea, de igual manera, contar con la colaboración de diversos movimientos y colectivos de mujeres que nominen a destacadas lideresas, trabajadoras, artistas e intelectuales que dejaron un legado. Uno de los requisitos es el que la candidata haya fallecido.

¿Y en dónde se las colocará? En la anterior ocasión fueron barrios o sitios que no contaban con nomenclatura, pero además se debió obtener la aprobación de los habitantes del barrio. En esta ocasión se prevé colocarlas en los nuevos barrios regularizados, tanto en el norte como en el sur.

En la anterior ocasión se postuló a 16 mujeres; se trató de personalidades que estuvieron en las luchas independentistas, educadoras, artistas, feministas y activistas.

Dentro del primer grupo están María Ontaneda y Larraín, cuya calle se encuentra en Ponciano. Ella nació en 1772 y estuvo vinculada a las actividades revolucionarias. Al haber conocido y tratado al barón de Humboldt le habría abierto una perspectiva del pensamiento libertador. Apoyó con dinero y acciones solidarias a los revolucionarios del primer movimiento independentista y dirigía un grupo armado en San Roque.

Otra destacada luchadora por la independencia fue Josefa Tinajero. Su calle también está en Ponciano. Ella nació en 1779 y fue amiga de Manuela Espejo y de sus hermanos Eugenio y Pablo. Ella se había enfrentado al Obispo de Quito a propósito de la demanda de divorcio contra su esposo. Fue esposa del doctor Juan de Dios Morales, otro de los próceres del 10 de Agosto de 1809.

Juana Terrazas Monsalve se encuentra dentro de este grupo de mujeres que se inclinó desde su juventud por sus ideas libertarias. Junto con Abelardo Moncayo Jijón. Roberto Andrade, Manuel Cornejo, Manuel Polanco y el comandante Francisco Sánchez participó en la conspiración contra García Moreno, que desembocó en el asesinato del Presidente el 6 de agosto de 1875.

Rosa Campuzano Cornejo, una guayaquileña, fue conocida como ‘La Protectora’. Ella llevó por las calles de Lima proclamas subversivas para ser pegadas por las noches en paredes de la ciudad.

Entre las artistas están Eufemia Berrío Espinosa de Pinto, cuya calle está en Ponciano; los cuadros que pintaba eran de temas religiosos y se hallan en la iglesia de La Merced.

En el aspecto educativo se encuentra Mercedes de Noboa, quien por sus méritos académicos obtuvo el título de Profesora de Segunda y se le asignó una escuela en Chaupicruz (norte). Fue parte de la primera promoción de graduadas del Colegio Normal Manuela Cañizares y fundó el primer jardín de infantes que estuvo adscrito a este colegio. Tras tres años fue nombrada directora, la primera ecuatoriana. En 1969 obtuvo la condecoración al mérito educativo.

Otra mujer destacada fue Zonia Palán, quien escribió más de 18 libros de desarrollo investigativo y fundó Mujeres por la Democracia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)