13 de April de 2010 00:00

‘No vengo del gobierno de Rafael Correa’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Política

La actual Corte Constitucional no la logrado cambiar  la imagen de  tribunal altamente politizado que ha tenido siempre.  ¿Cómo percibe usted esos cuestionamientos que surgen  con fuerza de la opinión pública?Las críticas vienen, en su gran mayoría, de editorialistas y analistas que se han mostrado en permanente oposición a la  Constitución. Es decir,  es una crítica prejuiciada porque si usted revisa sus nombres ellos se han mostrado contrarios  desde Montecristi. Hay un prejuicio establecido. ¿Influye en esas críticas la estrecha relación que  mantiene  con el presidente Rafael Correa, desde de que fue  elegido juez y Presidente de la Corte Constitucional?

Hoja de vidaPatricio Pazmiño Fue Presidente  del  Trib.  Constitucional (2007-2008). En ese año sus  vocales  se declararon jueces de la Corte Constitucional. Pazmiño sigue en la Presidencia.    Fue candidato a  Defensor del Pueblo por los organismos  de DD.HH.  en   2005. Ha sido  miembro de la Asociación Americana de Juristas.

He tenido una estrecha relación,  por más de 25 años,  con los movimientos sociales. Yo soy un abogado y mi origen de actividad social viene de la defensa de los  derechos humanos. No vengo del gobierno de Rafael Correa. Durante los últimos 20 años  he trabajado con comunidades indígenas, trabajadores. Además, he  sido director de ONG que defienden los derechos económicos y sociales. Me debo a esos  sectores.La Corte tiene casos  con  mucha carga política como el de los ex mandatarios Abdalá Bucaram, Alberto Dahik y del ex  ministro  Jorge Gallardo. ¿Cómo es el tratamiento de esos juicios?En la Corte sí se tratan temas políticos, pero no nos olvidemos que los tres casos  han sido sometidos a procesos  como las  más de  3 500 causas que fueron admitidas porque cumplieron los  requisitos. Otra cosa es el análisis de fondo y los resultados. Cualquier interpretación de esas prejuiciadas tiene que esperar los fallos. Este no es un organismo político, es jurisdiccional. Es una corte que tiene procedimientos, reglas, plazos y responsabilidades de los jueces.Fabricio Correa, hermano del Presidente, aseguró públicamente que hay un acuerdo para el retorno de Abdalá Bucaram...De lo que conozco, él es ingeniero y a eso hay que agregarle  que ahora que es  futurólogo.¿Cómo está ese juicio?Como todos los trámites que han ingresado a la Corte. Estos no son trámites administrativos, son jurisdiccionales. Esta Corte tiene una Ley Orgánica, que no tuvo durante 10 años el anterior Tribunal Constitucional. Deben reconocer que en menos de un año ya tenemos una ley que regula los procedimientos. Es por eso que están preocupados, porque piensan que vamos a resolver los casos por sus manifestaciones. Yo no voy a resolver  ni por presiones de los medios, editorialistas o políticos. Ahora  estoy obligado a respetar plazos, procedimientos, la valoración de las pruebas...  Esos tres ciudadanos, como cualquier otro, han venido a presentar su caso. No han venido a demostrar su inocencia, sino si un principio constitucional ha sido vulnerado. Usted dice que hay plazos para su trabajo. El abogado del ex ministro Jorge Gallardo dice que la Corte ha demorado su fallo y eso también es una violación a los derechos de su cliente.

Este (la Corte)  no es un organismo político, es jurisdiccional. Patricio PazmiñoPresidente de la Corte ConstitucionalYo le pediría a mi colega que revise la normativa. Los casos de los señores Bucaram, Gallardo y Dahik ingresaron antes de la aprobación de la Ley Orgánica. Es decir,  no están dentro de los plazos que determina esa norma. ¿Para los tres expedientes  corren los 30 días de plazo  para presentar el  informe?Exactamente. El 22 de octubre del año pasado  se publicó la Ley; pero nos apareció un problema  porque la aprobación del Reglamento  demoró tres meses. Por eso  se han divido las causas en tres grupos. Unas  que llegaron antes de la publicación de la ley; las que entraron en esa etapa intermedia; y las que se presentaron después de la aprobación del Reglamento, en febrero último.No hay el temor de acumulación de casos, como ocurre en la Corte Nacional. Sobrepasamos  las 8 000 causas resueltas. Hubo una congestión en los procesos que llegaron durante la aprobación de la Ley y la emisión del Reglamento. Los trámites están normales. Los casos de los tres señores, como muchos otros,  deberán seguir esperando, por el orden de llegada por más importantes que sean, por más demandas y presiones que se presenten. La Corte va a sujetarse a los procedimientos que tenemos. ¿Eso no causará incertidumbre, incluso política?Son especulaciones y no son un problema. La gente no debe incurrir en afirmaciones que ya está resuelto el caso, que la sentencia ya está hecha. Yo  he dicho  que esperen el fallo de la Corte, que esperen nuestra decisión. Recuperemos la fe en las instituciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)