14 de June de 2009 00:00

No hubo sentencia antes de la incautación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Judicial

Jorge  Hugo Reyes Torres era una persona acaudalada. En los operativos Ciclón I y II, la Policía retuvo 34 propiedades en distintas provincias del país y más de 90 vehículos.
 
Por esos casos de narcotráfico, Reyes estuvo ocho años y siete meses preso. Salió de la cárcel por la rebaja del  2 por 1 en febrero de 2001. Luego de la última detención se incautaron ocho inmuebles, inicialmente. Sin embargo, los allanamientos a las propiedades no tuvieron el respaldo legal necesario. No fueron autorizados por el entonces juez de la causa Luis Fernández, como manda la Ley.

La primera propiedad en ser allanada fue el departamento en donde vivía su familia: el quinto piso del edificio El Parque, en la urbanización Las Bromelias (nororiente de Quito).

El 30 de noviembre de 2001, la esposa y los hijos de Reyes fueron desalojados de la vivienda.  La incautación se efectuó porque los investigadores presumieron que el departamento se financió con dinero del narcotráfico. Sin embargo, todavía no había ninguna sentencia.

Luego de esa incautación siguieron otras siete.  Ayer, el presidente Rafael Correa se refirió al caso en su cadena sabatina. “¿Qué pasó señores jueces. Cómo es que lo liberan?, ahora a este pobre angelito hay que devolverle todas sus propiedades”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)