17 de November de 2009 00:00

No sé si Ecuador podrá distanciarse de Chávez

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Beatriz Zepeda. Catedrática en Relaciones Internacionales

Redacción Política

¿El presidente Rafael Correa  ha dado un cambio a la política exterior que  el país  ha tenido tradicionalmente?

La intención ha sido  llevar a cabo una política exterior  más pro activa y que busca alternativas.

El ex presidente Gustavo Noboa dijo que gran parte de la crisis que vive el Ecuador se debe a los pasos errados en política exterior. Que por priorizar contactos con Irán, o Venezuela se han descuidado a amigos como Israel o  EE.UU. ¿Eso es así?

No creo que  haya un descuido. Es un esfuerzo claro de reorientar la  política exterior. Yo no le  atribuiría   esa conducción  a la crisis actual de Ecuador.

¿Ni como una parte?

La diplomacia ecuatoriana está en busca de un rumbo. Se  ha intentado diversificarla: esta es  la palabra clave. Inclusive en el discurso del Gobierno  hay la percepción de que estamos, en términos de orden internacional,   en un momento propicio para intentar nuevos caminos.

¿A través de su  historia, Ecuador  solo   ha tomado en cuenta a  países que entonan con  la política de EE.UU.?

Cuando EE.UU. se estableció  como poder hegemónico  en el hemisferio, en la segunda mitad del siglo XX,  se reorientó la   política exterior de Ecuador. Esto coincidió  con el conflicto de límites con Perú.  No olvidemos que el conflicto con el vecino del sur   subordinó cualquier otro aspecto de la política exterior ecuatoriana por muchos años.

Eso  terminó hace 10 años...

Y si lo vemos en perspectiva no es mucho tiempo. La llegada del siglo XXI encuentra a Ecuador un  poco desorientado porque se  le acabó  su enemigo histórico y había que tomar un  nuevo rumbo. En esta  coyuntura está presente la crisis de  los 90. La  inestabilidad es enorme:  los  gobiernos se suceden cada dos años. En ese período  se hace lo que se puede. Por eso, la llegada del Correa marca de alguna manera un hito por su  enorme apoyo popular y su discurso de transformación .

También porque cuestiona  la  cercanía con  EE.UU. y trastoca el ideario de  vecindad con Colombia...

Con  Colombia el tema no era tan complicado. Al menos, no  antes de  Angostura.

Correa era crítico de Colombia desde la campaña...

Lo era ante   los intentos colombianos de internacionalizar el conflicto e  involucrar a Ecuador. Pero más allá de Colombia, lo que es claro el rompimiento de Correa con la alineación frente a EE.UU. y su evidente    búsqueda de nuevas  alternativas. 

¿Cuánto influyó en ese distanciamiento   la cercanía  con Venezuela,  polo alternativo y geopolítico en la región?

El  Gobierno estadounidense, el de George W. Bush,  no le atribuyó ninguna importancia a América Latina. Esta ausencia abre  espacios de maniobra, así como el surgimiento de liderazgos como el del  presidente Hugo  Chávez, que es más radical o  del presidente  Lula da Silva que es más amplio.

¿Ecuador se  dejó   llevar por el radicalismo de Chávez?

No lo sé aún.  Es evidente que en cuanto a   coincidencias ideológicas, Ecuador es más cercano a  Chávez que al proyecto de Brasil.

¿Es positivo y responsable para un país del tamaño de Ecuador  ser parte de un proyecto antihegemónico como el venezolano?

Creo que en  el trayecto están surgiendo fricciones innecesarias. Se podría perseguir un proyecto más progresista y  liberal.

¿Qué pasaría si  hay un conflicto militar entre Colombia y Venezuela? ¿Qué posición tomaría  Ecuador cuando  está acercándose a   Bogotá pero sigue   aliada  a Caracas?

Ahí se verá hasta qué punto Ecuador podría  distanciarse de Venezuela. Claro que  Chávez,  las cosas que  anuncia no las hace, porque sabe   los altos  costos.

¿Por apoyar  el proyecto de Venezuela, Ecuador ha tenido que acercarse a países como Irán o Rusia?

Los criterios no están claros: ni de afinidad ideológica ni de contrapeso real frente a EE.UU.

Con Rusia hay una apertura  de mercado.

Y es  estrictamente pragmática, En cierta medida se ve a Rusia dentro de una lógica de  Guerra Fría, como sucesora de EE.UU. en un mundo bipolar. Eso no es así.

¿Esta  relación merma la cercanía con EE.UU.?

Hay un cambio de poder en EE.UU. Todavía, con el presidente Obama, no se   ha podido ver  la línea hacia América Latina. 

¿Si la   relación con Rusia es pragmática, cómo califica la que tiene Ecuador con  Irán?

Esta es  la que yo encuentro problemática. Me parece que es un criterio ideológico de oposición a la hegemonía estadounidense.

¿ Y qué saca Ecuador alineándose con esos criterio?

Es una pregunta que no puedo responder.

¿Cómo mira  los diálogos que se abrieron con EE.UU.   la semana pasada?

La noticia es  importante porque  EE.UU. es el principal socio comercial de Ecuador.

El Gobierno pide denunciar 13 convenios de protección a las inversiones , algo que molesta a EE.UU. ¿Esto no es  contradictorio?

Hay que entender la política exterior en dos niveles. Uno, el de consumo interno y otro  el de negociación con  la contraparte. Mientras haya claridad sobre este segundo punto siempre habrá margen para esas declaraciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)