24 de septiembre de 2015 20:34

Los niños y jóvenes pasan las tardes entre poesía, danza y manualidades

Sara Acosta es la instructora del taller de danza contemporánea, yoga y expresión corporal en el Cumandá. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Sara Acosta es la instructora del taller de danza contemporánea, yoga y expresión corporal en el Cumandá. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Érika Guarachi

A las 16:00, un grupo de 21 niños recortaba un cartón blanco dándole una forma de orejas de conejo. Junto a ellos unos tubos de papel higénico los esperaban en la mesa. Esos objetos serían usados para dar forma al cuerpo de una escultura en forma de conejo.

Se trata de un taller de manualidades con materiales reciclados. Este es uno de los talleres que se dictan por las tardes en el parque Urbano Cumandá (exterminal terrestre).

A estos 21 niños y niñas se les da los materiales al comienzo de las clases.

Sthepany Cárdenas, comunicadora del parque, explicó que esta actividad busca mejorar la motricidad de los niños y niñas, en especial cuando son pequeños. Los cupos en este curso están cubiertos pero todavía hay espacio en otras disciplinas y artes.

Mientras tanto, en una mesa de madera en el interior del parque cuatro jóvenes escriben cautelosamente. Se trata de la clase de poesía. En total son 10 participantes. Sin embargo, esta tarde no asistieron algunos.

En esta clase faltan 10 personas que quieran mejorar su vocabulario y aprender sobre declamación. Omar Sáenz, es el instructor de este taller. Los miércoles y viernes también dicta un curso de lectura y escritura en el parque.

En las instalaciones del parque Urbano Cumandá también se dan clases de declamación y poesía. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En las instalaciones del parque Urbano Cumandá también se dictan clases de declamación y poesía. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En otra de las aulas, sobre una colchoneta, nueve jóvenes miran atentamente los movimientos de danza de Sara Acosta, su instructora. En esta ocasión es el curso de danza contemporánea.

Acosta también da clases de yoga y expresión corporal para niños. En estos dos últimos todavía hay cupos.

Melina Rodríguez es una de las jóvenes que, tras terminar su jornada laboral en Miraflores, va apurada a su curso de danza contemporánea. A ella siempre le interesó aprender y es por esa razón que hace un esfuerzo los jueves para llegar temprano y aprovechar las dos horas de clases.

Hay cupos en talleres de cine, escritura, bailes urbanos, dibujo y música. Las inscripciones se receptarán hasta este domingo.

Son gratuitos, el único requisito es llevar la cédula y si es menor de edad llevar la del representante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)