3 de octubre de 2016 00:00

131 757 niños de 3 y 4 años, a clases en la escuela fiscal

Los niños de primer grado compartirán este espacio con pequeños de 3 y 4 años, en la Escuela Mercedes Noboa. Foto: Vicente Costales/ El Comercio

Los niños de primer grado compartirán este espacio con pequeños de 3 y 4 años, en la Escuela Mercedes Noboa. Foto: Vicente Costales/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mariela Rosero
y corresponsalías (I)

Hoy, 3 de octubre del 2016, las maestras del Mercedes Noboa usarán una estrategia. “Díganles a sus mamis y papis que ellos no pueden quedarse en la escuela. Aquí las sorpresas son solo para los niños”, será el pedido.

Eso cuenta Marcia Astudillo, la directora de esta institución fiscal del norte de Quito, que se concentra en los primeros años de educación.

Este lunes, en los planteles públicos, empezará el año lectivo 2016- 2017, para los pequeños de educación inicial uno y dos, es decir para preescolares en la Sierra y Amazonia. Con este nivel se cierra el cronograma escalonado de ingreso, que empezó el 5 de septiembre.

Para inicial uno se matricularon 60 921 niños. Y para inicial dos, 70 836. Es decir que el total de estudiantes que ingresarán este lunes suma 131 757, según la base de datos de asignación y matrícula, registrado hasta el 23 de septiembre, por el Ministerio de Educación.

Janine Anahí, quien en octubre cumplirá 4 años, estuvo el jueves pasado en el Mercedes Noboa. La acompañaron sus padres, Elen Quiroz y Hernán Porozo. Ellos están contentos porque su hija está emocionada con el inicio de clases.

La niña asistirá en el horario matutino, de 07:00 a 12:30. Eso también es un motivo de alegría para sus padres. Eso porque desde que el Ministerio de Educación oferta este nivel educativo, hay jornada vespertina, de 13:00 a 18:30.

Los padres de la niña no podrían por sus labores, dejarla y retirarla en la tarde. Ellos aún no deciden si tomará transporte escolar. Es la menor de dos hermanos, el mayor tiene 21.

En total están inscritos 460 estudiantes en educación inicial en la Unidad Mercedes Noboa. Tienen 13 profesores. En cada aula recibirán a entre 27 y 30 pequeños. En el primer grado hay 290 niños.

Las tres primeras semanas serán de adaptación, así que saldrán más temprano y progresivamente llegarán a la jornada completa.
Antes del inicio de clases se preparó a los padres de familia. Los convocaron para compartirles anécdotas e indicaciones, también les mostraron diapositivas sobre la importancia de que duerman bien, lleven una lonchera saludable, desayunen, etc.

La directora Astudillo también sugiere que los padres conversen con sus hijos, les cuenten cómo será su rutina en el plantel. Además, en estos días, les pide enseñarles a ser más autónomos. Por ejemplo, a ocupar el baño solos.

“La sobreprotección es otro tipo de maltrato”, apunta. Y comenta que es común que el proceso de adaptación sea más complejo para hijos únicos o sin hermanos contemporáneos. Pero resaltó que las maestras de pre escolares tienen la capacidad para ganarse a los niños.

El año lectivo anterior, las profesoras y los padres de familia convirtieron un corredor en una mini casa, con una cama, cocina, con microondas y otros implementos diminutos, en donde los chicos aprenden y se divierten.

En otras provincias de la Sierra y Amazonía, también está previsto que este día se inaugure el año lectivo.

Así, en la zonal seis del Ministerio de Educación, que comprende las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago, empezarán las clases para niños de educación inicial con 21 711 estudiantes de 3 y 4 años de edad.

De esa cifra, 13 640 corresponden a la provincia de Azuay. Para este año lectivo se amplió la oferta de educación inicial en más de 10 planteles entre las tres provincias.

En la capital azuaya, en la Dirección zonal todavía solucionan unos pocos casos de padres de familia que se sienten inconformes con el centro educativo determinado para su representado. Se esperaba solucionar este tema hasta el pasado viernes.

En la Sierra Centro, también se se planeaba iniciar clases hoy. Las jornadas matutinas y vespertinas de los primeros años de inicial se mantienen en los centros educativos del centro de Ambato.

En los ingresos principales de las unidades educativas Teresa Flor, Luis A. Martínez, Liceo Cevallos y Bolívar se ubicaron letreros. Allí se detalla la hora de inauguración del nivel inicial, el lugar y cómo deben ir vestidos los pequeños. Los padres están a la expectativa.

La mañana del viernes pasado (30 de septiembre), un grupo de padres se acercó al ingreso del Luis A. Martínez, ubicado en las calles Quito y Juan Benigno Vela.

Por uno de los orificios de la puerta de madera observaron como las bancas estaban apiladas sobre las mesas.

Andrea Reinosa, de 26 años, contó que a su hijo Bryan Ch. le tocó en la jornada vespertina.

La ama de casa comenta que buscan cambiarlo a la mañana y para eso colocaron un cartel cerca de la puerta de la institución, con la idea de llamar la atención de las autoridades.

Reinoso repitió que esperan que les ayuden porque es difícil para ella dejar y retirar a su hijo en la tarde. “En estos días estoy desocupada y puedo pero cuando regrese al trabajo será un poco complicado”, indicó la madre de familia.

En el Ministerio han indicado que deben aprovechar al máximo la infraestructura en dos jornadas. Los planteles públicos ofertan educación inicial desde el 2013. Este nivel educativo se encontraba solo en los establecimientos privados. Además a cargo del Ministerio de Inclusión Económica y Social, pero con un concepto, centrado en el cuidado.

En el Plan Decenal, aprobado en el 2006, se habló de la urgencia de universalizar la educación inicial, para dotar a los niños de habilidades que les permitan acceder y permanecer en la básica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)