27 de mayo de 2017 15:13

La detención de un niño que leía poesía en la calle impacta a los rusos

Este video, grabado con un teléfono celular y ampliamente difundido por las televisiones rusas, muestra al niño gritando “¡Sálvenme!” cuando es abordado por la fuerza por varios policías.

Este video, grabado con un teléfono celular y ampliamente difundido por las televisiones rusas, muestra al niño gritando “¡Sálvenme!” cuando es abordado por la fuerza por varios policías. Foto: Captura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 147
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

La opinión pública rusa quedó impactada por el video de una violenta detención el viernes 26 de mayo de 2017 por la noche de un niño de 10 años que leía poesía en una calle del centro de Moscú y que la policía sospechaba que mendigaba.

Este video, grabado con un teléfono celular y ampliamente difundido por las televisiones rusas, muestra al niño gritando “¡Sálvenme!” cuando es abordado por la fuerza por varios policías.

La policía explicó que el niño “mendigaba” en la calle, una actividad prohibida, pero su padre aseguró a los medios rusos que su hijo leía poesía para trabajar sus aptitudes como actor, con su madrastra sentada en un banco cercano.

Video: YouTube, cuenta: GLOBMAX NEWS

Esta última es la que graba la escena, antes de seguir al niño hasta la comisaría donde fue transferido. El pequeño y su madrastra permanecieron cerca de cuatro horas y salieron pasada la medianoche, según el sitio Ovdinfo, especializado en la vigilancia de detenciones y manifestaciones.

El comité de investigación de Moscú, encargado de las grandes investigaciones criminales, indicó que examinaría el comportamiento de los policías y de los padres. La policía de Moscú también anunció una investigación, cuyos resultados se “harán públicos”.

Unos días antes de este incidente, un periodista del diario Moskovski Komsomolets rindió un homenaje al joven a través de un video que publicó en Facebook. En él se ve al niño recitando de memoria el célebre monólogo de Hamlet “To Be Or Not To Be” en la calle Arbat, una vía peatonal muy frecuentada del centro de la capital rusa.

El periodista, Alexandre Minkine, lo llamó “príncipe de la calle” y “mi héroe”, añadiendo que algunos viandantes le daban monedas pero que no estaba mendigando. Esta polémica se produce en un momento en el que la policía rusa ha sido muy criticada por haber detenido, a veces de manera violenta, a decenas de adolescentes durante las manifestaciones organizadas el 26 de marzo por el opositor ruso Alexei Navalny.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)