5 de octubre de 2015 15:30

Fenómeno de El Niño pondría a 10 millones en peligro de hambre

Los expertos alertan sobre los efectos en la producción de los alimentos, ocasionados por las sequías y altas temperaturas del fenómeno de El Niño. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Los expertos alertan sobre los efectos en la producción de los alimentos, ocasionados por las sequías y altas temperaturas del fenómeno de El Niño. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 8
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia IPS
Tharanga Yakupitiyage

Al menos 10 millones de las personas más pobres del planeta podrían pasar hambre en 2015 y 2016 debido a las condiciones climáticas extremas y al fenómeno de El Niño, advirtió la organización humanitaria Oxfam.

En el informe Entrando a aguas inexploradas, Oxfam observó la existencia de patrones climáticos erráticos, incluidas altas temperaturas y sequías, lo cual perturba las zafras y la producción agrícola en todo el mundo.

Los países ya se enfrentan a una "emergencia grave", como es el caso de Etiopía, donde 4,5 millones de personas necesitan asistencia alimentaria debido a la sequía de este año, indicó la organización.

Casi tres millones de habitantes podrían pasar hambre en Malawi, como consecuencia de las lluvias irregulares, seguidas por la sequía. Estas condiciones provocaron la interrupción de la producción de alimentos y el aumento de los precios.

La organización Christian Aid informó que la producción de maíz, el alimento básico de Malawi, se redujo un 30 por ciento en 2014, mientras que los precios del cereal subieron entre 50 y 100 por ciento.

Los productores agrícolas de América Central también padecen una sequía desde hace casi dos años, que afectó la producción de maíz y disminuyó el acceso a una alimentación suficiente.

Oxfam advierte que las condiciones se agravarán debido al ingreso del fenómeno El Niño/Oscilación del Sur (ENOS), cuya fase cálida toma cuerpo cuando aumenta la temperatura superficial del agua en las áreas oriental y central del Pacífico ecuatorial.

Ese calentamiento de las aguas de la mayor cuenca oceánica del planeta, sumado a otros patrones de circulación atmosférica de gran escala, ocasiona significativos efectos climáticos regionales que se observan en gran parte del mundo.

El ENOS puede durar entre nueve meses a dos años, produciendo lluvias inferiores a la media y altas temperaturas. El de este año podría ser el "más poderoso" desde 1997, según la organización.

Este año, el ENOS ya menguó las lluvias monzónicas en India, lo que podría desencadenar una extensa sequía, además de inseguridad alimentaria en la región oriental del continente asiático.

El calentamiento de los océanos, agravado por el cambio climático, podría duplicar la frecuencia de los más poderosos de estos fenómenos, según Oxfam.

La organización instó a la acción preventiva y recordó las terribles consecuencias de la falta de respuesta, como la muerte de 260 000 personas que provocó la crisis alimentaria en el Cuerno de África en 2011.

Christian Aid también destacó que Malawi tiene un déficit superior a los USD 130 millones en sus necesidades de financiación, lo que dificulta el apoyo a las comunidades más afectadas.

"Si los gobiernos y las agencias toman medidas inmediatas, como hacen algunos, entonces podrían evitarse las grandes emergencias humanitarias del próximo año. Más vale prevenir que curar", exhortó Oxfam en su informe.

El informe de Oxfam, publicado el 1 de este mes, se conoció una semana después de la adopción de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible en una cumbre celebrada en la 70 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, que incluyen compromisos para erradicar el hambre y la lucha contra el cambio climático.

Oxfam señala que la crisis que se está desarrollando es la "primera prueba" de los líderes mundiales que se reunirán en una cumbre en París para asistir a la 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La COP21, que se realizará del 30 de noviembre al 11 de diciembre, debe forjar un acuerdo universal y vinculante para evitar que la temperatura global de la Tierra supere los dos grados centígrados.

"Esto debe servir como una llamada de atención para que (los gobernantes) se pongan de acuerdo sobre un acuerdo mundial para combatir el cambio climático", declaró el presidente ejecutivo de Oxfam Gran Bretaña, Mark Goldring.

De acuerdo con la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos, 2014 fue el año más caluroso de la historia. Sin embargo, los datos mundiales en cuso revelan que 2015 podría superar esas temperaturas récord.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)