30 de septiembre de 2016 19:55

Un niño se recupera tras sufrir el ataque de un perro en el norte de Quito

Hospital Carlos Andrade Marín en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Hospital Carlos Andrade Marín en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 13
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 13
Unidad de Noticias

Un niño de 6 años de edad, se recupera en el Hospital Carlos Andrade Marín, del norte de Quito, luego de haber sido atacado por un perro. Su estado de salud es estable, según informaron sus padres este viernes 30 de septiembre de 2016.

Según relató el progenitor del menor, el hecho ocurrió la tarde del pasado lunes 26 de septiembre, cuando el niño al tratar de recuperar su balón que cayó en la bodega de un vecino, entró al lugar cuando no había nadie. Al encontrarse con el can, propiedad del dueño del inmueble, este lo atacó.

Una vecina fue la que dio la alerta de lo que ocurría e inmediatamente, ingresó en compañía de otro vecino para rescatar al niño. Al lugar también llegaron efectivos de la Policía Nacional que patrullaban el sector.

El dueño de la bodega, quien prefirió no identificarse, coincidió con la versión del padre. “El niño me pidió que le entregara el balón. Sin embargo, como tenía que salir al programa del Día de la Bandera en la escuela de mis hijos, le dije que al regreso le devolvía la pelota”, reconoció.

El menor habría decidió no esperar hasta el regreso del dueño de la bodega e ingresar por su cuenta. El niño presentó heridas en la cabeza y las piernas. Tras el hecho, fue trasladado a una unidad de salud en donde se le realizó una primera cirugía en las heridas que presentaba en la cabeza.

El martes pasado tuvo otra cirugía. Esta vez fue para intervenir las extremidades inferiores que estaban afectadas.

“Con la cabeza caliente, lo primero que pensé fue matar al perro con mis propias manos. Ahora que el susto pasó, estoy consciente de que fue un accidente. El perrito tiene ocho meses y, en ese tiempo, no se ha dado un evento similar”, contó el dueño del can.

El nombre del perro es Rocky y su dueño comentó que, después de este hecho, ya hubo un intento de eliminar a su mascota. “Le lanzaron comida con veneno. Se puso mal pero con un remedio casero logramos recuperarlo. La gente debería entender que, si alguien extraño ingresa sin permiso a una casa, el perro le puede atacar”.

Al momento, el niño se encuentra hospitalizado en el área de pediatría del Hospital Carlos Andrade Marín. Según sus padres, los médicos les han informado que la evolución es favorable y que presenta una mejoría importante. Su madre permanece junto a él a la espera de la recuperación completa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (3)