1 de March de 2010 00:00

El niño también es afectado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Es normal que el niño sienta temor ante situaciones como una prueba difícil en la escuela, pasar cerca de un perro que está gruñendo en la calle o escuchar un trueno ensordecedor.

El PhD Colleen Sherman, en la web Kidshealth.org, dice que una fobia es diferente porque es un temor extremadamente intenso frente a una situación o algo determinado.

Además, que no desaparece. “Un niño que sufre una fobia sentirá temor a algo cada vez que vea o experimente eso. Por lo que suele evitar la situación o aquello que lo atemoriza”.

En Kidshealth.org se dice que nadie sabe con exactitud  por qué algunos niños padecen fobias. Hay científicos que creen que los genes de una persona podrían guardar relación con las fobias y que un hecho traumático -como la muerte de uno de sus padres o el divorcio de estos- puede desencadenar la fobia.

Según www.esperanzaparalafamilia.com, en niños y adolescentes el temor identificado debe durar al menos seis meses para ser considerado una fobia, en lugar de un temor transitorio.

Entonces algunos niños deberán tomar medicación que los ayude a manejar mejor sus fobias. En ocasiones, se podría incluir ejercicios de relajación, que lo ayuden a sentirse más en control. Una de las maneras de manejar una fobia es enfrentarla.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)