18 de junio de 2014 09:48

Al menos 21 muertos en Nigeria mientras veían un partido del Mundial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP
Kano, Nigeria

Al menos 21 personas murieron la noche del martes 17 de junio en Nigeria en un atentado contra el local donde miraban por televisión un partido del Mundial de Fútbol, deporte considerado como una perversión occidental por el grupo islamista Boko Haram.

Este atentado, que no fue reivindicado, es el último de una larga serie de ataques casi diarios atribuidos al grupo islamista armado, que mantiene secuestradas a 219 adolescentes desde mediados de abril.

Según los habitantes de Damaturu, capital del Estado de Yobe (norte), la bomba estaba escondida en un pequeño vehículo situado frente al centro de retransmisión del partido, donde muchos aficionados estaban congregados viendo el partido de Brasil contra México en una pantalla gigante.

La explosión tuvo lugar hacia las 20:15 (19:15 GMT), apenas 15 minutos después del inicio de este partido en Fortaleza (Brasil), indicó el jefe de policía del estado de Yobe, Sanusi Ruf'ai.

“Recibimos 21 cadáveres y 27 heridos” después de la explosión, declaró una fuente del hospital Sani Abacha, quien precisó que entre las víctimas, trasladadas por el ejército y la policía, se encuentran “hombres jóvenes y niños”.

Un primer balance el martes por la noche informaba únicamente de varios heridos.

Fútbol, perversión occidental 

Por el momento, se desconocen los autores de esta explosión, si bien las sospechas apuntan a Boko Haram, al que se le atribuyen otros ataques similares contra centros de retransmisión de fútbol y contra recintos deportivos.

Más de 40 personas murieron en el noreste del país el 1 de junio por la explosión de una bomba en un estadio de fútbol, justo después de un partido.

En abril, hombres armados mataron a dos personas en un ataque en Potiskum, otra ciudad del estado de Yobe, cuando miraban un partido de cuartos de final de la Liga de Campeones.

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, ha descrito en varias ocasiones el fútbol como una perversión occidental que busca alejar a los musulmanes de la religión.

El fútbol es el deporte nacional en Nigeria, donde la población sigue con fervor los encuentros.

La Copa del Mundo de Brasil debería normalmente congregar durante los encuentros a numerosos nigerianos, que apoyan a las Águilas, el equipo nacional vencedor de la última Copa de África. No obstante, muchos aficionados han decidido quedarse en casa por precaución.

Tras los recientes ataques, los estados de Adamawa (noreste) y de Plateau (centro) decidieron cerrar los centros, que proyectaban los partidos de fútbol en pantallas gigantes, por motivos de seguridad.

Las acciones del grupo se intensificaron, tras el secuestro de las adolescentes el 14 de abril en Chibok (noreste).

Los ataques de Boko Haram, cuyo nombre significa “La educación occidental es un pecado”, en lengua hausa), han dejado más de
2 000 muertos este año en Nigeria, donde se decretó en mayo de 2013 la ley marcial en los estados de Adamawa, Borno (feudo de Boko Haram) y Yobe.

Varios países del este de África temen también ataques durante la retransmisión de los partidos del Mundial de Brasil, en esta ocasión, por parte de los islamistas somalíes shebab, vinculados a Al Qaeda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)