5 de July de 2009 00:00

Nieves perpetuas entre aguas termales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Se trata de un país en donde los contrastes son dramáticos. Desde el blanco de sus nieves perpetuas hasta el rojo anaranjado de la lava de sus volcanes. Es Islandia, localizada en el noroeste de Europa.



TeNGA EN CUeNTA
Localización Islandia se encuentra al noroeste de Europa.
Energía Son expertos en energía geotérmica. Trabajan en reducir el vapor de agua que se genera de esto, ya que es un gas que produce el efecto invernadero.
Gastronomía Uno de los principales platillos es la cara de oveja. También es muy apetecido el pescado seco.
Población Son un poco más de 300 000 personas. Más de la mitad de ellos vive en Reykjavik, la capital.

 Julieta Muñoz, del Consulado de ese país, vivió y estudió durante cuatro años allá. De sus viajes trajo mucho material gráfico  que forma parte de la exposición fotográfica: ‘Islandia, tierra de hielo y fuego’, exhibida en el Museo de la Ciudad.

Ella nos cuenta que allá lo que más hay es agua, ya sea hecha hielo, muy fría o muy caliente. Dado que es una isla volcánica, no faltan las fuentes termales, y como  está muy al norte del mundo, tiene glaciares permanentes que originan gélidos ríos.

 Entre la fauna se destacan los frailecillos, que son unos pájaros con el pico multicolor muy vistoso. Además de su pinta, también sirven para preparar platillos gourmet. Los frailecillos saben a pavo.

 En sus playas hay arena negra. Pocos kilómetros separan a ese ambiente costanero de uno montañoso. Aunque la altitud de la cúspide más alta llega a 1 300 metros, Julieta dice que es difícil llegar  a la cima.

 Es un país de cascadas, de hecho ahí se encuentra la más grande de Europa, con un caudal de 350 metros cúbicos por segundo.
 En verano hay tres meses de luz las 24 horas, en invierno la oscuridad no es total porque la nieve alumbra el espacio.

Lo más visitado

Turismo Probablemente, el sitio más turístico es Landmannalaugar. Se trata de un sendero de cuatro días de camino. En este lugar existen paisajes inhóspitos como el de Brennisteinsaldan. Este nombre se origina porque el paisaje parece que hubiera sido quemado. Esto se debe a la presencia de minerales que le otorgan este singular aspecto. En el segundo día todo el paisaje cambia y el panorama se pone campestre, muy verde.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)