25 de November de 2009 00:00

Niegan que militar colombiano secuestrado se haya fugado de las FARC

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN



Bogotá, DPA

El gobierno colombiano desmintió hoy rumores sobre la fuga del sargento Pablo Emilio Moncayo, el militar que lleva más tiempo como rehén de la guerrilla de las FARC, al reaccionar a declaraciones dadas por el padre del uniformado. El alto comisionado para la Paz, Frank Pearl, dijo que se puso en contacto con el Ministerio de Defensa y que las informaciones que recibió indican que eso no es cierto.

La noticia fue difundida este martes por el profesor Gustavo Moncayo, conocido en el país por sus largas caminatas para exigir la libertad de su hijo, quien comentó que el militar posiblemente había huido del grupo que lo secuestró el 21 de diciembre de 1997. Según el padre del militar, los rumores sobre la fuga comenzaron hace una semana, cuando recibió una llamada de un periodista que le dijo, citando una alta fuente militar, que había comenzado una operación de búsqueda en la selva porque el sargento había huido.

"Espero que este sueño de volver a ver a Pablo Emilio se vuelva realidad. Estamos a la expectativa, buscando alternativas", dijo a la cadena radial Caracol el profesor de un colegio de secundaria, conocido en Colombia como el "caminante por la paz". El padre del militar responsabilizó al Ejército de lo que pueda suceder, tras acusar al gobierno por los "obstáculos" puestos para la liberación del sargento.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron en abril pasado que dejarían en libertad a Moncayo y que entregarían los restos del mayor de la Policía Julián Guevara, quien murió de una enfermedad estando secuestrado. Posteriormente dijeron que también liberarán al soldado Josué Calvo, secuestrado este año. El gobierno exigió entonces que todos los 24 militares y policías secuestrados fuesen liberados al mismo tiempo, aunque después aceptó la entrega parcial y autorizó a la senadora opositora Piedad Córdoba, a la Iglesia Católica y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a efectuar los trámites para la operación.

El proceso se complicó de nuevo cuando el gobierno exigió a las FARC un compromiso de que después serían liberados los otros rehenes, aunque volvió a flexibilizar su postura tras una reunión del presidente Álvaro Uribe con familiares de los secuestrados. Cuando comenzaban a escucharse los rumores sobre la probable fuga de Moncayo, Pearl convocó el martes a la prensa para leer un comunicado en el que el gobierno anunció que levantaba todas las condiciones impuestas en el pasado y aceptaba las entregas. En opinión del profesor Moncayo, el anuncio del gobierno le parece "misterioso", pues los condicionamientos fueron levantados cuando ya corrían rumores sobre la fuga de su hijo.

"Esto es muy grave. Necesito que el gobierno garantice el cese de hostilidades (en la zona donde se habría presentado la fuga). No soy partidario de los rescates militares y la guerrilla tiene la mejor disposición de liberar a mi hijo", expresó. Por su parte, el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, dijo que buscará una reunión urgente con Pearl, la senadora Córdoba y el CICR para iniciar la operación.

Asimismo, el obispo coincidió con Moncayo en que el anuncio del gobierno deja "interrogantes" por la coincidencia con los rumores. Pearl expresó que "la coincidencia es muy desafortunada" y que en realidad el gobierno está dispuesto a dar todas las garantías para el regreso a la libertad de Moncayo y Calvo. "Desde hace algunos días veníamos sosteniendo conversaciones con el presidente Uribe y decidimos facilitar la liberación de estas dos personas y salir a anunciarlo.

Hablé con el representante de la Iglesia, de la Cruz Roja, con los familiares de los secuestrados y en ese momento yo me enteré de los rumores de fuga del sargento Moncayo. Me comuniqué con el ministro de Defensa (Gabriel Silva), él verificó y me dijo que eso era falso", dijo Pearl. El comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla, dijo que la supuesta fuga de Moncayo es "sólo un rumor" y desmintió que se estén llevando a cabo operaciones especiales en la selva para encontrarlo. dpa rr ll

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)