7 de junio de 2015 17:21

Nicolás Maduro repudia 'intervencionismo' ante visita de Felipe González

El gobernante exhortó a los partidarios del gobierno a hacer una manifestación pública de rechazo a González. Foto: Miguel Gutiérrez/ EFE

El gobernante exhortó a los partidarios del gobierno a hacer una manifestación pública de rechazo a González. Foto: Miguel Gutiérrez/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia DPA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este 7 de junio que el eje Bogotá-Madrid-Miami "actúa desesperado", enviando al país a "personajes para legitimar su guerra contra Venezuela", tras la llegada del expresidente del Gobierno español Felipe González para sumarse a la defensa legal de políticos presos.

Maduro publicó una serie de mensajes en su cuenta de Twitter en los que expresó su molestia por la llegada de González, luego de suspender una visita al Vaticano para una cita prevista con el papa Francisco.

El gobernante exhortó a los partidarios del Gobierno a hacer una manifestación pública de rechazo a González, mientras que el oficialismo realizó concentraciones en sitios públicos con la consigna de "Venezuela se respeta".

González ya había sido declarado persona 'non grata' por la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional (Congreso). "En el pasado las oligarquías corruptas le entregaron el país a mafias españolas que saquearon Venezuela, hoy el pueblo se hace respetar. El eje Bogotá-Madrid-Miami actúa desesperado, envían personajes para legitimar su guerra contra Venezuela. Quieren ponerle la mano a la patria", afirmó Maduro.

Según Maduro, ese eje está compuesto por políticos de derecha que conspiran para derrocarlo. A la vez, dijo que la revolución bolivariana derrotó en todos los terrenos a "esta derecha golpista y a sus cómplices internacionales".

Maduro afirmó que los presos acusados de conspiración contra su Gobierno pretenden impunidad, después de que "quemaron escuelas, universidades, biblioteca y servicios públicos" en las protestas de 2014.

"La derecha extrema que ha dado golpes de Estado en Venezuela pretende imponer un chantaje internacional para que queden impunes sus crímenes. Los asuntos de Venezuela son nuestros, solo los venezolanos tenemos potestad para asumirlos, nuestra patria entera repudia el intervencionismo", recalcó.

Agregó que el país está en "batalla" contra el "entreguismo de una derecha maltrecha y decadente, que sin ser poder, ya se rinde a intereses extranjeros".

González arribó este 7 de junio al país para sumarse al equipo de defensa de dirigentes políticos presos, encausados por supuesta conspiración contra el Gobierno, según confirmó la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD).

González llegó al aeropuerto internacional de Maiquetía, en la costa caribeña cerca de Caracas, y fue recibido por funcionarios de la embajada de España y familiares de los presos, en medio de la vigilancia de agentes de seguridad.

El visitante dijo que espera poder visitar a los dirigentes presos Leopoldo López y Antonio Ledezma. González dijo que ingresó al país como "cualquier ciudadano", sin ningún inconveniente. "No me dijeron nada. Todo ha salido bien", declaró a los periodistas y explicó que no tiene previsto reunirse con funcionarios del Gobierno.

La MUD señaló que en las próximas horas el expresidente español conocerá detalles del caso de López, a cuyo equipo defensor se sumará como asesor legal.

López, quien cumple dos semanas en huelga de hambre, es encausado por supuesta instigación a las protestas del 2014 contra el Gobierno y Ledezma por presunta conspiración para derrocar al Presidente.

González llegó procedente de Colombia, desde donde recalcó que su intención de visitar Venezuela no es crear conflictos. Antes de la llegada del exgobernante, los seguidores de López realizaron una vigilia y misas para pedir por su salud y solicitarle que ponga fin a la huelga de hambre.

El exalcalde de la ciudad de San Cristóbal, Daniel Ceballos, inició la huelga de hambre, tras ser trasladado desde la cárcel militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, a un penal para presos comunes en el estado central de Guárico.

López y Ceballos exigen con su protesta la liberación de los políticos presos, el cese a la persecución a la disidencia y la fijación de una fecha para las elecciones legislativas de este año.

La semana pasado, los expresidentes Andrés Pastrana y Jorge Quiroga, de Colombia y Bolivia, intentaron sin éxito visitar a Ceballos y López. El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocó a sus partidarios a manifestarse contra la visita, en concentraciones en plazas públicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)