10 de marzo de 2015 19:17

Nicolás Maduro y la oposición venezolana se pronuncian respecto a la situación del país con EE.UU.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: EFE

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, solicitó este martes 10 de marzo a la Asamblea Nacional poderes especiales para "enfrentar" las "amenazas" de EE.UU., luego de que el Gobierno de Barack Obama declarara una "emergencia nacional" por el "riesgo extraordinario" que la situación del país caribeño representa para su seguridad.

"Esta ley habilitante surgió como una necesidad de tener poderes constitucionales que me permitan moverme en el complejo escenario que se ha abierto para Venezuela", dijo Maduro ante el Parlamento venezolano.

Maduro calificó la medida como una "ley anti-imperialista" que, de ser aprobada por mayoría cualificada, le daría "poderes suficientes para defender la paz y el desarrollo íntegro de Venezuela ante la amenaza de los Estados Unidos".

La plataforma opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) afirmó que el país caribeño no es "una amenaza" para alguna otra nación y que es el Gobierno de Nicolás Maduro el que representa un riesgo para los derechos de sus nacionales.

"Venezuela no es una amenaza para ningún país. Son las políticas del actual Gobierno venezolano las que amenazan y coartan el derecho de nuestros ciudadanos a vivir y progresar en paz", señaló en un comunicado la coalición que agrupa a la mayoría de los partidos de oposición en el país suramericano.

"Ratificamos que nuestra lucha es por un cambio pacífico, democrático, electoral y constitucional, y que la libramos en Venezuela y junto al pueblo venezolano, su legítimo protagonista", añadió la MUD luego de que una orden ejecutiva emitida ayer por la Casa Blanca calificara al país como una "amenaza extraordinaria".

El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró este lunes que la situación en Venezuela es "una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional" de EE.UU. y anunció también una ampliación de las sanciones a siete altos cargos del Gobierno venezolano a los que considera responsables de violaciones de los derechos humanos.

El anuncio de Washington incluye el bloqueo de bienes que los siete funcionarios del Gobierno de Maduro pudieran tener en EE.UU., a los que acusa de violar derechos humanos durante las protestas antigubernamentales que se vivieron en el país durante 2014.

En este sentido, la MUD precisó su posición ante la orden ejecutiva al "distinguir entre sanciones a un país y sanciones a unas personas" y calificó de "inmoral" esconderse "detrás de la bandera para proteger una cuenta bancaria con fondos de la corrupción" o para "pretender impunidad a violaciones de Derechos Humanos".

La plataforma, que dijo preferir la acción preventiva del "acatamiento" de las instituciones dispuestas para la comunidad internacional que sanciones "unilaterales", afirmó que la situación fue "propiciada precisamente por el Gobierno de Venezuela" al "desacatar los pronunciamientos de instancias de la ONU".

"Al hacer caso omiso de la legalidad internacional, al incumplir los Convenios y Tratados válidamente suscritos por la República, el Gobierno venezolano ha propiciado el lamentable escenario que hoy presenciamos", señaló en el texto.

La plataforma dijo recibir con "aprecio y agradecimiento el apoyo de la comunidad internacional", al tiempo que agregó: "No aspiramos ni admitimos que la comunidad internacional o alguno de sus miembros asuma deberes que son nuestros".

Maduro
calificó ayer la decisión de su homólogo estadounidense como el paso "más agresivo" de la historia de su país contra Venezuela y anunció que prevé solicitar hoy al Parlamento venezolano poderes especiales para legislar para con ellos defender la "integridad" del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)